La formación de competencias docentes del médico, una importante demanda para la educación médica

ISSN EN TRAMITACIÓN

 

COMUNICACIÓN

 

La formación de competencias docentes del médico, una importante demanda para la educación médica

 

Formation of the doctor's educational competences, an important's demand of the medical education

 

 

Lic. Yayly Huguet Blanco1, MSc. Márgaret García González Télle2, Dr. Frank Quintana Gómez3

1Licenciada en Educación. Instructor. Universidad de Ciencias Médicas "Dr. Serafín Ruiz de Zárate Ruiz". Villa Clara, Cuba.
2 Licenciada en Educación Especial. Máster en Educación. Instructor. Universidad de Ciencias Médicas "Dr. Serafín Ruiz de Zárate Ruiz". Villa Clara, Cuba.
3 Especialista de l Grado en Inmunología. Profesor Auxiliar. Universidad de Ciencias Médicas "Dr. Serafín Ruiz de Zárate Ruiz". Villa Clara, Cuba.


Palabras clave: Competencias docentes, currículo, educación médica, educación superior.
Key word: Educational competences, curriculum, medical education, superior education.


 

El objetivo de formar médicos mejor capacitados se hizo explícito en el Proyecto "Salud para Todos en el año 2000" de Alma Atá en el año 1978,1 (Salud para Todos en el Año 2000. Estrategias. OMS -OPS. DOC 173; 1980).

Muchas han sido las indicaciones efectuadas en respuesta a esa estrategia, ejemplos de ellas son la Carta de Ottawa de 1986 (Carta de Ottawa para la promoción de salud. Organización Mundial de la Salud. Conferencia Internacional sobre la promoción de la Salud. Canadá 17-21 de noviembre de 1986), las declaraciones de Sundsvall Statement on Suppportive Environnments de 1991, así como las cumbres mundiales de Educación Médica, en la década del 90 (Declaración de Edimburgo. Organización Mundial de la Salud. 1988 y 1993). Sin embargo, han existido numerosos cuestionamientos sobre la educación apropiada de los médicos, porque si bien es cierto que en este campo se han venido realizando algunas reformas, en la actualidad, existe la preocupación por la insuficiente preparación pedagógica con que inician el 6to año de la carrera los estudiantes de Medicina y luego en su posterior desempeño al egresar. 1

Es necesario tener presente que a partir de la Reingeniería del Internado (desde 2004), el estudiante durante su 6to año es ubicado en un Consultorio Médico de Familia donde debe desempeñar las funciones de su perfil, entre las que se encuentran aquellas asociadas con sus competencias docentes, de manera que antes de arribar a este año Terminal, el alumno debe haber desarrollado los conocimientos, habilidades y valores acordes con las exigencias de dicho perfil en este ámbito.

Un estudio efectuado de las actas de los Consejos de Dirección de la Facultad de Medicina, de los Consejos de Dirección del Vicerrectorado Docente y de los informes de los Claustros de esta Universidad de Ciencias Médicas, así como el criterio de docentes con experiencia en la enseñanza, permitió una mayor identificación con la problemática existente, entre las que merecen destacarse:

  • Aún existen insuficiencias en la preparación pedagógica de los directivos del proceso que ocasiona una escasa visión para concebir la universalización y lograr una adecuada organización y control del proceso docente educativo.
  • Dificultades en la preparación pedagógica de los docentes para enfrentar la atención a la diversidad teniendo en cuenta las diversas vías de ingreso.
  • Deficiencias en el trabajo con el diagnóstico y su seguimiento, reflejándose tanto en el proceso como en la entrega pedagógica.2-3
  • Necesidad de diseñar estrategias que contribuyan a la preparación pedagógica de los claustros en función de la universalización.
  • Insuficiencias en el desarrollo del proceso docente que se manifiesta en los resultados de promoción y el comportamiento de las bajas.

Todas las situaciones planteadas tienen su incidencia en el comportamiento de los indicadores de las variables de pertinencia y calidad del sistema de acreditación de carreras y programas, así como en los procesos de atención médica integral en los  servicios de atención a la salud.
Al estudiar el Macrocurrículo de la Carrera de Medicina y su malla curricular se constata  la existencia de su programa director, vigente desde 1985, y donde se definen 5 funciones a desempeñar por este egresado, entre la que merece destacarse la función docente, la cual se formulada mediante las acciones siguientes:

  • Colaborar en la educación médica del pregrado en la del personal de la salud.
  • Participar activamente en su propia educación y superación profesional.
  • Participar activamente en la información necesaria a la población y en la educación para la salud del individuo, la familia y la comunidad.

Además incluye una serie de tareas a cumplir por este profesional, y que se han relacionado tal y como lo registra dicho documento. Así se tienen:

  • Efectuar audiencias sanitarias.
  • Realiza educación colectiva (dinámicas de grupo, escuelas populares de salud).
  • Realiza educación individual.
  • Impartir clases teórico-prácticas bajo supervisión.
  • Realiza adiestramiento en servicio.
  • Realiza actividades espontáneas de autoservicio.
  • Busca información verbal o escrita para aumentar su caudal de conocimientos y habilidades y resolver mejor los problemas de  salud formulados.
  • Participa en reuniones o jornadas científicas-investigativas.
  • Participa  en cursos de postgrado.4

Sin embargo, no se encuentran asignaturas que tributen o contemplen la preparación pedagógica que demanda su perfil, por cuanto esta formación queda sujeta a la espontaneidad de cada escenario docente, donde el profesor se erige como modelo en este empeño, y de esta forma se ofrece salida a la función docente.

El desarrollo del proceso formativo en los propios servicios asistenciales del sistema de salud, desde los primeros años de la carrera, lo transforma en un escenario ideal para modelar la actuación del profesor durante las actividades de la educación en el trabajo, como forma organizativa que por excelencia pone en práctica el vínculo entre lo laboral y lo académico, y donde se concreta la integración docente-asistencial-investigativa como elemento distintivo de la educación médica.

Si bien, la formación de estas competencias no pueden sustentarse solamente en la observación de esta actuación, pues debe existir toda una estrategia vertical consecuente con esta finalidad.

En consecuencia, los docentes de la educación médica superior necesitan acceder a una estrategia de preparación posgraduada que les permita desempeñarse exitosamente, las cuales deben adquirirse mediante cursos de postgrado sobre Pedagogía y la Didáctica especial en este ámbito, por cuanto no se pueden satisfacer las demandas formuladas en el perfil y debe preparase en un momento ulterior luego de graduarse.
Es necesario señalar que "las competencias de los profesores universitarios, según J. Ibáñez-Martín (1990) se dividen en docentes e investigativas. Sobre las primeras plantea varias dimensiones:

  • Preparación para la docencia: la preparación curricular, la preparación actitudinal y una formación pedagógica esencial.
  • Comprobación de lo captado por el alumno: la adecuación a las finalidades de la evaluación, las formas de conducir el proceso de evaluación y los medios para dar una proyección educativa a la evaluación".5-6

Hasta el presente curso académico, nuestro currículo no admite imponer cambios de más del 10% en los programas de las disciplinas o asignaturas, cabe preguntarse entonces ¿Cómo dar solución a la problemática actual y las demandas que surgen del proceso con esta limitante?

El diseño curricular es aquella teoría que, debidamente aplicada, posibilita determinar las cualidades a alcanzar por el egresado y la estructura organizacional del proceso docente, a nivel de la carrera y unidades subordinadas. Es además, el primer momento del proceso formativo, donde se traza el modelo a seguir y se proyecta la planificación, organización, ejecución y control del mismo. Este se refiere al proceso de estructuración y organización de los elementos que forman parte del currículo, hacia la solución de problemas detectados en la praxis social, lo que exige la cualidad de ser flexible, adaptable y originado en gran medida por los alumnos, los profesores y la sociedad, como actores principales del proceso educativo.7-8

De manera que cabría reflexionar en torno a la necesidad de diseñar estrategias como alternativas para perfeccionar las insuficiencias del currículo en cuanto a la función docente que debe cumplir el egresado de la carrera, para lo cual deben explotarse las posibilidades de su currículo, mediante el diseño de una estrategia vertical consecuente con la función docente que formula su perfil. No debe descuidarse la posibilidad de un perfeccionamiento curricular centrado en el cumplimiento de la función docente de su perfil, sobre todo luego de realizada la reingeniería del internado.

Sin duda, debe optimizarse la educación en el trabajo, como forma organizativa de excelencia de la enseñanza médica superior, en función del desarrollo de competencias docentes, de manera que desde todos los escenarios docentes, se preparen y formen los egresados que se requieren por parte de nuestro sistema de salud y el mundo.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Salas Perea RS. La calidad en el desarrollo profesional avances y desafíos. Educ Med Sup 2000;13(1):41-50.
  2. Actas de los consejos de dirección de las diferentes carreras, y de Vice- Rectorado Docente durante los años 2001 al 2009. Santa Clara: ISCM; 2009.
  3. Materiales de archivo de los claustros efectuados en los años 2001 al 2009. Santa Clara: ISCM; 2009.
  4. Resolución Ministerial No. 15/1985. La Habana: MINSAP; 1985.
  5. Las competencias en el docente universitario. Rev Slide Share [serie en Internet]. 2008 [citado 21 Ene 2009]:27[aprox. 8 p.]. Disponible en:
    http://telmoviteri.blogspot.com/revista.htm
  6. Bazdresch Parada M. Las competencias en la formación de docentes [monografía en Internet]. Jalisco: ITESO; 2005 [citado 9 Ene 2009]. Disponible en:
    http://www.ub.edu/obipd/PDF%20docs/Formaci%C3%B3%20Permanent/Educaci%C3%B3%20Primaria/Publicacions/Las%20competencias%20en%20la%20formaci%C3%B3n%20docente.%20Bazdresch,%20M.pdf
  7. Álvarez de Zayas CM. El diseño curricular en la escuela y análisis esencial del proceso curricular En: El diseño curricular. La Habana: Pueblo y Educación; 2001. p. 1-42.
  8. Fernández Batanero JA, Velasco Redondo N. La transversalidad curricular en el contexto universitario: una estrategia de actuación docente. Educ Med Super. 2005;25(1):107-18.

 

Recibido: 8 de mayo de 2009
Aprobado: 4 de junio de 2009

Lic. Yayly Huguet Blanco. Universidad de Ciencias Médicas "Dr. Serafín Ruiz de Zárate Ruiz". Villa Clara, Cuba. E-mail: yayly@ucm.vcl.sld.cu



Añadir comentario