Pertinencia del aprendizaje cooperativo en las carreras de Tecnología de la Salud
CARTA AL EDITOR

 

Pertinencia del aprendizaje cooperativo en las carreras de Tecnología de la Salud

Relevance of cooperative learning in Health Technology degrees

 

Carmen Juana Burgal Cintra1*
José Antúnez Coca1
Clara Irene Marino Magdariaga1

 

1Universidad de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba. Cuba.

 

*Autor para la correspondencia. Correo electrónico: carmen.cintra@infomed.sld.cu

 

 

Recibido: 18/10/2018
Aprobado: 25/03/2019

 

 

Sra. editora:

En la Facultad de Enfermería y Tecnología de la Salud de Santiago de Cuba se desarrolla una investigación pedagógica que responde al tema doctoral: «La formación del docente para la orientación del aprendizaje cooperativo en Tecnología de la Salud», la cual a consideración de los autores, reviste importancia dado al vertiginoso avance de la ciencia y la técnica en la actualidad.

Con la finalidad de profundizar en la referida temática, para la redacción de esta carta se realizó una revisión bibliográfica en la que se confrontaron disímiles artículos que abordan la categoría aprendizaje cooperativo en diferentes contextos; por su pertinencia opinamos apropiado comentar acerca del publicado por el colombiano Alzate Peralta: «Aprendizaje cooperativo para el desarrollo humano social del profesional de las ciencias médicas», publicado en la revista EDUMECENTRO.(1)

En la nueva concepción del aprendizaje cooperativo se producen cambios frecuentes en el proceso de formación de los nuevos recursos humanos formados en salud pública y que han sido destacados por este docente colombiano, entre ellos, el rol del educador en su interacción social con énfasis en el diálogo profesor-alumno/alumno-profesor, como vía educativa en este empeño formativo.

A nuestro juicio, en el proceso enseñanza aprendizaje se han ido insertando diferentes modelos educativos que en su esencia favorecen la interacción profesor-estudiantes en aras del desarrollo cognitivo de estos últimos; es responsabilidad del docente recomendar a sus alumnos la aplicación de los diversos estilos de aprendizaje en una designación de roles que parte de la identificación de las potencialidades individuales.(2)

El conocimiento es un proceso social y se construye a partir de los esfuerzos cooperativos por aprender, entender y resolver problemas. Ferreiro(3) asegura que el aprendizaje cooperativo reclama una metodología como herramienta importante para aplicarlo dentro de los diversos contextos educativos, por su pertinencia para intensificar el desarrollo de habilidades de distintos tipos y naturaleza, las actitudes y valores.

En nuestra experiencia de trabajo docente y como investigadores coincidimos con otros autores(4,5) en que el aprendizaje cooperativo constituye un cambio significativo en las prácticas tradicionales de la enseñanza universitaria, constituye un modelo pedagógico en el que los estudiantes aprenden con…, de… y por otros estudiantes a través de procesos que facilitan y potencian esta interacción e interdependencia positivas y en el que todos actúan como coaprendices.

Una correcta aplicación del aprendizaje cooperativo reclama del docente un cambio de visión hacia aspectos diferentes para entender y guiar la educación desde la perspectiva del que aprende. Según el estudio realizado por Johnson et al.,(6) para que transcurra con éxito deben existir cinco elementos esenciales: interdependencia positiva, responsabilidad individual y grupal, interacción cara a cara, prácticas interpersonales y de equipo, y la evaluación grupal; por lo que pudiéramos considerar que el trabajo es cooperativo cuando:

 

  • Los estudiantes aprenden entre ellos mismos.
  • Se trabaja con pequeños grupos, donde cada estudiante desempeña un rol.
  • Los estudiantes reconocen sus dependencias entre sí.
  • Existe responsabilidad individual y grupal.
  • Desarrollan habilidades sociales.
  • Los estudiantes reflexionan sobre su propia efectividad como grupo.

 

Durante el proceso investigativo se han apreciado ventajas en la aplicación del aprendizaje cooperativo, entre las que se destacan:

 

  • Aumento de la cohesión grupal.
  • Establecimiento de un clima seguro y relajado entre los estudiantes.
  • Mayor contribución al desarrollo cognitivo y socioafectivo.
  • Fomento de la autonomía e independencia.
  • Aumentan la motivación por el aprendizaje y el cumplimiento de los objetivos profesionales.
  • Mejora el rendimiento académico.
  • Permite el empleo de técnicas de estudio para el cumplimiento de las tareas.
  • Favorece la función orientadora del docente en el trabajo grupal.

 

Cuando el proceso docente educativo se nutre de esta forma de trabajo, sin duda alguna se convierte en un mecanismo indispensable en la aprehensión y formación de actitudes individuales y colectivas, a tenor de la concepción educativa integradora que ofrece el aprendizaje cooperativo al proceso formativo de estudiantes. Así se favorece la consolidación de una actitud coherente frente a los problemas que se afrontan en el contexto actual de su formación profesional.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Alzate Peralta LA. Aprendizaje cooperativo para el desarrollo humano social del profesional de las ciencias médicas. EDUMECENTRO [Internet]. 2009 [citado 12/03/2018];1(2):[aprox. 3 p.]. Disponible en: http://www.revedumecentro.sld.cu/index.php/edumc/article/view/30/65

2. Alzate LA, Trejo F, Martínez O. Orientación de la tarea educativa en el aprendizaje cooperativo asistencial: reflexiones en torno a la inclusión en el proceso de formación de los profesionales de Enfermería. Revista de Investigación, Formación y Desarrollo: Generando Productividad Institucional [Internet]. 2017 [citado 12/03/218];5(1):[aprox. 10 p.]. Disponible en: http://ojs.formacion.edu.ec/index.php/rif/issue/view/5/Art%C3%ADculo%2047

3. Ferreiro R. La condición necesaria: el aprendizaje cooperativo. En: Nuevas alternativas de aprender y enseñar: aprendizaje cooperativo. México: Trillas; 2006.

4. Fernández-Río J. Aportaciones del modelo de responsabilidad personal y social al aprendizaje cooperativo. En: IX Congreso Internacional de Actividades Físicas Cooperativas. Vélez-Málaga; 2014. 30 Jun-3 Jul.

5. Palomino Pegalajar MC, Colmenero Ruiz MJ. Percepciones hacia el aprendizaje cooperativo en estudiantes del Grado de Maestro. REDU [Internet]. 2013 [citado 25/03/2018];11(3):[aprox. 19 p.]. Disponible en: https://polipapers.upv.es/index.php/REDU/article/view/5532

6. Johnson DW, Jhonson RT, Edytbe J. El aprendizaje cooperativo en el aula. Buenos Aires: Paidós Educador; 2004.

 

 

Declaración de intereses

Los autores declaran no tener conflicto de intereses.

 

 

Este artículo está publicado bajo la licencia Creative Commons

Añadir comentario

Copyright (c) 2019 EDUMECENTRO

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.