Factores cognitivos y afectivos en la enseñanza y aprendizaje del inglés como lengua extranjera
COMUNICACIÓN

 

Factores cognitivos y afectivos en la enseñanza y aprendizaje del inglés como lengua extranjera

Cognitive and affective factors in teaching and learning of English as a foreign language

 

 

Naliet Angel Rodriguez1 https://orcid.org/0000-0003-1784-7112
Georgete García Hernández2 https://orcid.org/0000-0001-5672-9253
Tatiana García Fernández1 https://orcid.org/0000-0002-1066-4359
José Mata Loy3 https://orcid.org/0000-0002-2702-5852

 

1Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas. Facultad de Construcciones. Centro de Investigaciones de Mecánica Computacional y Métodos Numéricos en la Ingeniería. Santa Clara. Villa Clara. Cuba.
2Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas. Casa de Cultura de Camajuaní. Villa Clara. Cuba.
3Universidad Central «Marta Abreu» de las Villas. Centro de Idiomas. Santa Clara. Villa Clara. Cuba.
4Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Vicerrectorado Académico. Santa Clara. Villa Clara. Cuba.

 

*Autor para la correspondencia. Correo electrónico: naly92@nauta.cu

 

 


RESUMEN

El dominio del inglés reclama la adquisición de la competencia comunicativa del estudiante a través del proceso enseñanza aprendizaje en su intento por satisfacer las demandas de un profesional competente. Utilizarlo con fines comunicativos es una capacidad cada vez más exigida en el competitivo mundo laboral; pero este propósito, como el de toda lengua extranjera incluye un largo proceso de apropiación del idioma, camino cargado de obstáculos para el alumno quien va adquiriendo herramientas gramaticales, léxicas, funcionales y culturales, y a su vez va desarrollando las estrategias de aprendizaje y habilidades que les permiten aumentar su competencia lingüística y comunicativa. Es objetivo de los autores socializar algunos factores cognitivos y afectivos que favorecen este proceso, a partir de sus experiencias docentes.

DeSC: aprendizaje; psicología; emociones; educación médica.


ABSTRACT

Proficiency in English demands the acquisition of the student's communicative competence through the teaching-learning process in their attempt to meet the demands of a competent professional. Using it for communicative purposes is an increasingly demanded capacity in the competitive working world; but this purpose, like that of any foreign language, includes a long process of appropriation of the language, a path full of obstacles for the student who is acquiring grammatical, lexical, functional and cultural tools, and in turn they are developing the learning strategies and skills that allow them to increase their linguistic and communicative competence. The authors aim to socialize some cognitive and affective factors that favor this process, based on their teaching experiences.

MESH: learning; psychology; emotions; education, medical.


 

 

Recibido: 08/07/2019
Aprobado: 03/02/2020

 

 

Desde el momento en que el hombre sintió la necesidad de aprender una segunda lengua, y/o una lengua extranjera ya sea por motivos culturales, económicos o científicos han surgido estudios sobre qué procesos o métodos deberían implementarse para su aprendizaje. Así se han identificado dos de los métodos más comunes que explican cómo un individuo aprende una segunda lengua o una lengua extranjera: adquisición y aprendizaje, según el estudio de Paricio Tato.(1)

Es necesario hacer una distinción entre los términos segunda lengua y lengua extranjera. Varios autores(1,2) coinciden en denominar segunda lengua al idioma no nativo de una persona o territorio, es decir, aprendida por un hablante después del período de adquisición de su lengua materna; mientras que la extranjera es el idioma que no pertenece a la comunidad nativa del individuo que desea aprender ese otro idioma, y que se adquiere si la persona la aprende de manera consciente en una escuela, cursos de idiomas o autodidactamente.

En el proceso enseñanza aprendizaje de una lengua extranjera hay varios factores que pueden determinar su calidad, entre ellos los relacionados con la actividad del profesor, por ejemplo: la concepción de la enseñanza y sus enfoques, su metodología y evaluación, y otros cognitivos y afectivos relacionados con la actividad mental constructiva del alumno en el ámbito escolar y que inciden directamente en su aprendizaje.

Entre los cognitivos están la concepción que tengan los estudiantes de dicho aprendizaje, su atención y concentración en el proceso y el conjunto de conocimientos previos que les permitirán interpretar, transformar y actualizar el contenido nuevo. Cuando se habla de conocimientos previos muchas veces se piensa solamente en aquellos que el estudiante posee de una materia, pero aquí se incluyen también los procedimentales y actitudinales; es necesario puntualizar que el desarrollo de los aspectos cognitivos en el alumno no es la prioridad en el proceso enseñanza aprendizaje, sino un aspecto complementario en este pues trabajos investigativos previos, referenciados por Pérez Morales(3) en su tesis confirman la individualidad de cada alumno para aprender una lengua extranjera, y la incidencia de los aspectos psicológicos en este proceso.

Los factores afectivos o emocionales son aquellos elementos psicológicos que pueden afectar el proceso enseñanza aprendizaje de una lengua extranjera y ser determinantes en su calidad. Méndez López(4) menciona la autoestima, motivación, ansiedad y actitud.

La autoestima es la valoración, generalmente positiva de sí mismo, es decir, cómo la persona se siente consigo misma. De ahí que la baja autoestima en el estudiante que aprende una lengua extranjera, afecta directamente su aprendizaje, provoca que se sienta inhibido, participe poco en clases y sienta temor al error. En la experiencia práctica de estos autores se les ofrece ayuda estimulando sus éxitos y habilidades para que sienta orgullo de sí, y aunque no se minimicen sus errores, se les alienta para que los enfrenten sin traumas ni complejos. Se les muestra que del error también se aprende. Otros(4,5) son del criterio de que no les favorece sentirse constantemente evaluados, porque crearán sus propias estrategias de defensa: utilizarán constantemente el diccionario, se obsesionarán con los ejercicios gramaticales o se valdrán de estrategias evasivas para ocultar sus problemas.

La motivación es vital para lograr el aprendizaje del inglés como lengua extranjera; es el motor que lleva a conseguir y a superar las metas, es decir, la fuerza que activa y dirige el comportamiento hacia un objetivo concreto con la finalidad de alcanzarlo.

Las motivaciones intrínseca y extrínseca son dos conceptos fundamentales a diferenciar en el aprendizaje de una lengua extranjera. Según Mena Benet:(5) «La motivación extrínseca nace del deseo de conseguir una recompensa o de evitar el castigo; el foco está en algo externo a la actividad de aprendizaje mismo (…) la intrínseca supone que la experiencia de aprendizaje es su propia recompensa: la motivación intrínseca resulta evidente siempre que la curiosidad y el interés naturales de los alumnos potencien el aprendizaje».

Los estímulos internos influyen más en el aprendizaje, pues a largo plazo los externos tienden a reducir la motivación. Coincidiendo con Mena Benet(5) las motivaciones intrínseca y extrínseca no son dos polos opuestos, sino que una influye en la otra y en el resto de los factores, y su influencia es directa en el rendimiento y resultados del aprendizaje; enfatiza en que son factores clave en el proceso enseñanza aprendizaje tanto para el alumno como para el profesor, quien se concibe junto al alumno protagonista del acto didáctico, pues su influencia va más allá de la clase.

En la experiencia de estos autores, los docentes son llamados a ser facilitadores del proceso a fin de favorecer la autonomía del alumno incitándolo a responsabilizarse con su propio aprendizaje. Llevar al aula propuestas didácticas y tareas significativas, que conecten con la realidad personal de los alumnos, fomenta en ellos sentimientos de dominio, responsabilidad y competencia al tomar las riendas de su propio aprendizaje. Un buen ejemplo de estas vivencias se concreta en el uso del laboratorio de idiomas para la práctica de las diferentes habilidades. Allí se pueden desarrollar actividades orales donde el profesor actúe simplemente como facilitador y el alumno sea no solo partícipe, sino quien las dirija.

Otro de los factores afectivos relevantes es la ansiedad; esta condiciona cualquier logro que el alumno pueda conseguir en el aula, repercute directamente en su rendimiento académico y determina su éxito o fracaso en el proceso, implica en el funcionamiento de la memoria, actúa y limita el aprendizaje al reducir sus potencialidades, afecta de manera negativa la capacidad cognitiva en la adquisición de nuevos conocimientos y el procesamiento de nueva información, lo cual los conduce a desarrollar una actitud desmotivada, que les hace desistir en el camino hacia la obtención de sus metas, criterios que en su tesis sostiene el autor ya mencionado.(5)

Otro de los factores emocionales de importancia es la actitud: disposición psicológica que tienen todos los seres humanos hacia algo o alguien; pueden ser positivas o negativas según determine el comportamiento. En este proceso tanto estudiantes como docentes desarrollan ciertas actitudes y en el caso de los profesores influye en la forma en la que realizan su docencia. Se comparte la opinión de que las actitudes median en la percepción del estudiante sobre el idioma, los hablantes, la cultura que rodea la lengua meta, e incluso sobre el profesor de idiomas.(3,5) Por ello los docentes deben fomentar actitudes positivas en sus alumnos y en él mismo, ya que esto influirá en la motivación y en el rendimiento académico.

Las actitudes positivas asumidas por el profesor de idiomas influyen en la forma en que planifican sus clases, su desempeño en el aula y la interacción con sus alumnos, criterios expuestos por Mena Benet(5) y compartidos por estos autores. De igual forma, debe incidir en el fomento de una actitud positiva en sus alumnos ofreciéndoles estrategias comunicativas, por ejemplo, puede aconsejarles que se imaginen conversando fluidamente con hablantes de la lengua extranjera en cuestión, para que vayan adiestrando esa habilidad y se sientan capacitados para dialogar en esos nuevos contextos. Lo importante es hacerles notar que tienen aptitudes e inteligencia suficientes para llevar a cabo cualquier tarea orientada en la clase, y si asumen una actitud positiva, condicionarán un mejor desempeño en su dominio del idioma.

Evidentemente, es fácil equivocarse al comunicarse a través de una lengua extranjera, pero esto no significa carencia de aptitud, ni de actitud para aprenderla, el error forma parte del proceso de aprendizaje. En correspondencia con las ideas anteriores, los autores expresan que, en el camino hacia el conocimiento y perfeccionamiento del inglés como lengua extranjera, se encuentran siempre muchísimos obstáculos, pero ninguno superará la motivación personal, el interés y las ganas de aprender por parte de los estudiantes, si el profesor es capaz de incentivarlos. Es importante educar al estudiante, enriquecer su aprendizaje en todos los aspectos de manera global y unificadora; al decir de Mena Benet:(5) «… uniendo mente y corazón en el aula», para lograr que el proceso enseñanza aprendizaje del inglés como lengua extranjera tenga la calidad necesaria.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1.Paricio Tato MS. Competencia intercultural en la enseñanza de lenguas extranjeras. Porta Linguarum [Internet]. 2014 [citado 28/05/2019];(21):[aprox. 12 p.]. Disponible en: https://www.ugr.es/~portalin/articulos/PL_numero21/14%20%20Silvina.pdf

2. O'Shanahan I, Siegel LS, Jiménez JE, Mazabel S. Analizando procesos cognitivos y de escritura en niños hispano-parlantes que aprenden inglés como segunda lengua y niños canadienses de habla inglesa. Eur J Educ Psychol [Internet]. 2015 [citado 28/05/2019];3(1):[aprox. 15 p.]. Disponible en: https://formacionasunivep.com/ejep/index.php/journal/article/view/37/52

3. Perez Morales JI. La evaluación como instrumento de mejora de la calidad del aprendizaje. Propuesta de intervención psicopedagógica para el aprendizaje del idioma inglés [tesis]. Girona: Universitat de Girona; 2008. Disponible en: https://www.tesisenred.net/handle/10803/8004

4. Méndez López MG. Las emociones en el aprendizaje de una lengua extranjera: su impacto en la motivación. Rev Intern Leng Extranj [Internet]. 2016 [citado 28/05/2019];(5):[aprox. 20 p.]. Disponible en: https://www.raco.cat/index.php/RILE/article/view/316761

5. Mena Benet T. Factores afectivos que inciden en el aprendizaje de una lengua extranjera: la motivación [tesis]. Oviedo: Universidad de Oviedo; 2013. Disponible en: http://digibuo.uniovi.es/dspace/bitstream/10651/18314/6/TFM_%20MenaBenet.pdf

 

 

Declaración de intereses

Los autores declaran no tener conflicto de intereses.

 

 

Contribución de los autores

Naliet Angel Rodriguez: analizó la información y redactó el artículo.
Georgete García Hernández, Tatiana García Fernández, José Mata Loy: realizaron las búsquedas de la información y las analizaron.

 

 

Este artículo está publicado bajo la licencia Creative Commons

Añadir comentario

Copyright (c) 2020 EDUMECENTRO

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.