Roles del docente en la evaluación formativa
ARTÍCULO DE REVISIÓN

 

Roles del docente en la evaluación formativa

Teacher´s roles in formative assessment

 

Luis Neciosup Mendoza1* https://orcid.org/0000-0003-0703-7415

 

1 Universidad "César Vallejo". Perú.

 

*Autor para la correspondencia. Correo electrónico: lneciosupm@gmail.com

 

 


RESUMEN

Introducción: desde hace algunos años existe un creciente interés por la evaluación formativa, el empoderamiento de sus conceptos y las diferentes estrategias para su aplicación; no obstante, los roles que debe cumplir el docente en su aplicación son fundamentales para lograr efectividad, y siguen siendo objeto de diversas opiniones.
Objetivo: identificar algunos roles del docente en la implementación de la evaluación formativa para mejorar los aprendizajes.
Métodos: se ejecutó la revisión sistemática de la bibliografía para desarrollar un análisis crítico-reflexivo del contenido de documentos, se tomaron en cuenta tesis de doctorado, maestrías, artículos originales, de revisión y editoriales publicados desde 2010 a 2019 en castellano. La búsqueda fue realizada en las bases de datos SciELO y Google Académico de septiembre a diciembre de 2019; las palabras clave utilizadas fueron: "evaluación educacional", "procesos evaluativos" y "rol docente". Tras la identificación de los estudios preseleccionados, se llevó a cabo la lectura de los títulos, resúmenes y palabras clave para comprobar la pertinencia con el estudio.
Resultados: la revisión de los diferentes documentos señalados permitió identificar cinco roles del docente en la implementación de la evaluación formativa: planificar los procesos evaluativos, socializar la evaluación, analizar las evidencias, retroalimentar y reajustar la praxis, los que fueron argumentados metodológicamente.
Conclusiones: aunque el éxito de la evaluación formativa depende de los componentes personales del proceso docente educativo, sí corresponde al docente cumplir determinados roles para asegurar su eficacia.

DeSC: evaluación educacional; estudios de evaluación como asunto; docentes; estudiantes; educación médica.


ABSTRACT

Introduction: for some years there has been a growing interest in formative evaluation, the empowerment of its concepts and the different strategies for its application; however, the roles that the teacher must fulfill in its application are fundamental to achieve effectiveness, and they continue to be the subject of different opinions.
Objective: to identify some roles of the teacher in the implementation of formative assessment to improve learning.
Methods: a systematic review of the bibliography was carried out to develop a critical-reflective analysis of the content of documents; doctoral theses, master's degrees, original, review and editorial articles published from 2010 to 2019 in Spanish were taken into account. The search was carried out in the SciELO and Google Academic databases from September to December 2019; the keywords used were: "educational evaluation", "evaluation processes" and "teaching role". After the identification of the preselected studies, the titles, abstracts and keywords were read to check their relevance to the study.
Results: the review of the different documents indicated allowed identifying five roles of the teacher in the implementation of the formative evaluation: planning the evaluation processes, socializing the evaluation, analyzing the evidence, providing feedback and readjusting the praxis, which were methodologically argued.
Conclusions: although the success of the formative assessment depends on the personal components of the educational teaching process, it does correspond to the teacher to fulfill certain roles to ensure its effectiveness.

MeSH: educational measurement; evaluation studies as topic; faculty; students; education, medical.


 

 

Recibido: 27/01/2020
Aprobado: 07/02/2021

 

 

INTRODUCCIÓN

Tras el enfoque curricular por competencias surgió la preocupación sobre cuál era más pertinente para la evaluación, a fin de ajustarlo a la mejora del aprendizaje. Es así que surge la evaluación formativa que desde Michael Scriven hasta la actualidad ha ido incorporando nuevos lineamientos en sus conceptos. Entre ellos se menciona el cambio en los roles de los sujetos de la evaluación con implicación directa en el docente. Black y William, citado por Popham(1) sostienen que la implementación de forma adecuada de la evaluación formativa en el desarrollo de las clases genera aprendizajes muy elevados; al mismo tiempo aseguran es un proceso que implica una serie de actividades evaluativas planificadas de las que se obtienen evidencias de los estudiantes con el sentido de mejorar, en el acto, las estrategias de enseñanza y/o sus técnicas de aprendizaje habituales.(2,3)

Se puede observar en el concepto de evaluación formativa que el docente debe cumplir un rol esencial desde la planificación. Un estudio revisado(2) refiere la necesidad de cambios en su actitud y praxis, es decir, ir más allá de la elaboración de exámenes, revisión de cuadernos, prácticas calificadas, entre otras, máxime, si el resultado solo servía para calificar y luego promediar. También es común continuar escuchando discursos unilaterales como resultados de evaluaciones: "tienen que estudiar más", "deben esforzarse por aprobar el curso", "tienen que mejorar sus calificaciones"; solo dirigidas a los estudiantes y pocas veces o nunca sin una reflexión desde la postura docente: en qué se puede mejorar la práctica y reajustarla a partir de los resultados obtenidos para lograr mejores aprendizajes.

Basado en las discusiones y conclusiones investigativas, el presente artículo de revisión tiene como objetivo: identificar el rol docente en la implementación de la evaluación formativa para mejorar los aprendizajes.

 

MÉTODOS

Se realizó una revisión sistemática de la bibliografía con el propósito de hacer una lectura crítico-reflexiva de cada documento revisado: tesis doctorales, de maestrías, artículos originales, de revisión y editoriales. La búsqueda de los documentos se hizo en la base de datos SciELO, Google Académico y en el repositorio de universidades a través de las palabras clave: "evaluación educacional", "procesos evaluativos" y "rol docente". El acopio de la bibliografía se hizo entre septiembre y diciembre de 2019. Entre los criterios de inclusión se tuvo en cuenta el periodo comprendido desde 2010 hasta 2019, en español, y que en el desarrollo de sus investigaciones y/o análisis se encontraran tópicos relacionados con los roles del docente en la evaluación formativa. Los criterios de exclusión fueron las lecturas de pesquisa que permitieron identificar duplicidad y que estuvieran fuera de los años señalados.

Después de preseleccionar 42 estudios sobre la temática y mediante la lectura de títulos, resúmenes, palabras claves, resultados y conclusiones y la estrecha relación con la temática propuesta, quedaron seleccionados 20 estudios. Es pertinente mencionar que en este proceso se utilizó el software Mendeley, en el que se organizaron y procesaron las 20 bibliografías.

 

DESARROLLO

Una vez estudiada la bibliografía señalada, fueron identificados cinco roles de los docentes:

  • Planificar procesos evaluativos

En primer lugar, la evaluación formativa no es un examen, no es un resultado concluyente que juzga, ya sea de forma cualitativa o cuantitativa (literal o numérico). Esto sería la antípoda del proceso, la evaluación formativa dejaría de ser un proceso que pretende mejorar la enseñanza y el aprendizaje. Pero esos procesos no deben desarrollarse al azar, sino planificados con actividades como evaluaciones formales e informales.(1,2,3,4)

La planificación de procesos evaluativos debe considerar la secuencia didáctica o lo que algunos llaman progresión de aprendizajes que se desarrolla para alcanzar un determinado propósito o competencia. Ello implica que los estudiantes deben ir desarrollando algunos desempeños y conocimientos, y cada secuencia o progresión se convierte en prerrequisito del siguiente. En cada momento se debe aplicar la evaluación formativa para obtener evidencias de sus avances antes de pasar a otros aprendizajes.(5,6,7,1)

La evaluación formativa no puede aplicarse sin una planificación en la que se determinen el momento, las situaciones, criterios e instrumentos, así como sus propósitos lo cual determina el enfoque a emplear. Se pueden seguir aplicando exámenes, pero los resultados para el enfoque formativo tienen diferente objetivo, no solo se trata de obtener una calificación.

  • Socializar la evaluación

Quizá este rol marque una diferencia entre la forma tradicional de evaluar y la evaluación formativa, sobre todo en el rol del docente, puesto que como se recuerda, cuando de evaluar se trata, con mucho recelo los docentes cuidaban sus exámenes pues nadie podría verlos antes de aplicarlos. Con este nuevo enfoque se pretende que con el anuncio del propósito de aprendizaje se exponga y socialice cómo, con qué y cuándo serán evaluados los alumnos porque resultará más emocionante y les brindará confianza.(2,8,9) Se trata entonces de exponer y explicar lo planificado para la evaluación.

El aspecto de la socialización de la evaluación no solo se queda en que los estudiantes conozcan el proceso, sino en atender sus demandas y poder negociar los cambios pertinentes pues contribuye a un mejor clima y motivación para aprender y desarrollar en ellos procesos de metacognición.(10,11) Recoger sus opiniones y sugerencias muestra que han entendido cómo serán evaluados. Ello permite el desarrollo de la autoevaluación y coevaluación con criterios planificados y comprendidos. Como se puede observar, la evaluación no es una responsabilidad exclusiva de los docentes como las consecuencias de los resultados tampoco son exclusividad de los estudiantes.

  • Analizar evidencias

En este rol sobre análisis de evidencias (tangibles e intangibles) surgen las condiciones de pertinente y oportuna de la evaluación formativa la cual se debe complementar con la retroalimentación para consolidar el concepto de proceso.

Analizar las evidencias que proporcionan las evaluaciones sobre la situación de los estudiantes implica tener claro cuál es el propósito de aprendizaje para determinar el nivel en el que se encuentran, identificar qué es lo que han logrado hasta ese momento y qué es lo que les falta para seguir aprendiendo. El docente puede realizar el análisis de evidencia solo o con la participación de los alumnos para desarrollar procesos de autorregulación y metacognición, mediante la autoevaluación y coevaluación.(12,13) Al aplicar las evaluaciones formales e informales obtendrá las evidencias del aprendizaje y los analizará a la luz de los instrumentos de evaluación.

  • Retroalimentar

La retroalimentación en la evaluación formativa puede efectuarse de forma planificada o espontánea. Cuando es planificada, es parte de todo el proceso descrito en cada uno de los roles y responde al análisis de las evidencias, por lo que se debe optar por el tipo que desarrolla el sentido crítico de los estudiantes orientado a procesos de metacognición; es decir, inducir que los mismos estudiantes lleguen a las respuestas esperadas. Algunas estrategias que se pueden utilizar son: asignación de nuevas consignas, nuevas pistas, otros mensajes descriptivos, preguntas reflexivas, etc.(5,14) La perspectiva docente sobre evaluación formativa y retroalimentación se concibe como el momento oportuno para acopiar evidencias sobre el logro del aprendizaje por los estudiantes con la finalidad de reajustar su práctica pedagógica y si fuera necesario, rediseñar el entorno de aprendizaje. Esta finalidad se hace palpable en diferentes ocasiones".(15,16,9)

  • Reajuste de la praxis

El proceso de evaluación formativa obliga al docente a reajustar su práctica en curso, es decir, en el mismo desarrollo de la clase. Una de las tareas más difíciles de los profesores que aceptan esta concepción de la evaluación formativa es comprender que se trata de un proceso y no de un tipo de examen. (1,17,18) La idea es lograr un aprendizaje programado, por tanto, el reajuste de la práctica es dentro de la sesión de clase; de otra forma, no se logrará el propósito.

Tales cambios se hacen considerando el rol anterior sobre el análisis de las evidencias(19) porque permite al docente reajustar su praxis. Uno de ellos puede ser ampliar el tiempo para lograr los aprendizajes propuestos, sin temor a cambiar la unidad didáctica, lo más importante es lograr el dominio del propósito de aprendizaje; otro tiene que ver con variar la competencia curricular. Todo el proceso de reajuste de la práctica está estrechamente vinculado con estrategias de retroalimentación. (6,11,20)

Así como la evaluación formativa exige el reajuste de la práctica docente en el curso de la sesión de aprendizaje desarrollada, no implica que se convierta solo en la reflexión y optimización de sesiones de aprendizaje ulteriores, atendiendo a la mejora continua.

En estudios sucesivos se pueden definir otros roles de los docentes para la implementación de la evaluación formativa. El orden en que se presentan los descritos en esta revisión indica una prelación y al mismo tiempo, una recurrencia, pues no se debe olvidar que la evaluación formativa es un proceso, por tanto, algunos roles deben aplicarse al inicio como planificar y socializar; pero ello no impide que en el transcurso de la sesión se retomen; cuando se analiza evidencia, se emplea la retroalimentación y/o se reajusta la práctica.

 

CONCLUSIONES

Se identificaron cinco roles que los docentes deben cumplir para lograr la evaluación formativa, cada uno de ellos descritos de forma sucinta para su fácil comprensión. Si bien es cierto que cada uno de los sujetos involucrados en la evaluación formativa debe cumplir un determinado rol, el juicio de experto sigue siendo el del docente y como tal, corresponde asumirlo con responsabilidad y ética.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Popham WJ. La evaluación trans-formativa. El poder transformador de la evaluación formativa. Madrid: Editorial Narcea; 2018.

2. Pérez-Pueyo VM. Evaluación formativa y compartida en educación: experiencias de éxito en todas las etapas educativas. España: Universidad de León; 2017.

3. Esteve V, Mogas J. El sistema de evaluación 360o para aprender a evaluar: estudio de caso en Educación Superior. En: Roig-Vila R, editor. Investigacioìn e innovacioìn en la EnsenÞanza Superior: Nuevos contextos, nuevas ideas. Barcelona: Octaedro; 2019.

4. Talanquer V. La importancia de la evaluación formativa. Educ Quim [Internet]. 2015 [citado 21/01/2019];26(3):[aprox. 3 p.]. Disponible en: http://www.revistas.unam.mx/index.php/req/article/view/52927/47077

5. Anijovich R. Gestionar una escuela con las aulas heterogéneas. Barcelona: Editorial Paidós; 2015.

6. Muñoz Suárez D, Galindo Ramírez V, Martínez Martínez Y. La evaluación formativa en álgebra a través de los medios formales, semiformales y no formales: el caso de expresiones y polinomios algebraicos. Valencia: UPV; 2019.

7. Rosales Mejía M. Proceso evaluativo: evaluación sumativa, evaluación formativa y Assesment, su impacto en la educación actual. [Internet]. Congreso Iberoamericano Ciencia, Tecnología Innovación y Educación. Buenos Aires, Argentina; 12, 13 y 14 de 2014. Disponible en: https://docplayer.es/6222841-Proceso-evaluativo-evaluacion-sumativa-evaluacion-formativa-y-assesment-su-impacto-en-la-educacion-actual.html

8. Pérez Pino M, Enrique Clavero JO, Carbó Ayala JE, González Falcón M. La evaluación formativa en el proceso enseñanza aprendizaje. EDUMECENTRO [Internet]. 2017 [citado 20/01/2019];9(3):[aprox. 13 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2077-28742017000300017&lng=es

9. Almonte Pérez G, Yzquierdo Herrera R. Indicaciones metodológicas para la evaluación formativa con recursos tecnológicos. UCE Ciencia [Internet]. 2019 [citado 21/01/2019];7(3):[aprox. 7 p.]. Disponible en: http://uceciencia.edu.do/index.php/OJS/article/view/178/168

10. Lanegra M. Evaluación socializadora del aprendizaje [tesis]. Perú: Universidad "César Vallejo"; 2018.

11. Alarcón A, Gracia C, Sepúlveda O. La evaluación formativa: una herramienta para el desarrollo del pensamiento variacional. Rev Educ y Ciencia [Internet]. 2018 [citado 21/01/2019];(22):[aprox. 17 p.]. Disponible en: https://revistas.uptc.edu.co/index.php/educacion_y_ciencia/article/view/10065

12. Joya M. La evaluación formativa desde la práctica docente en la Institución Educativa [tesis]. Perú. Sor Querubina de San Pedro de Surquillo: Universidad "César Vallejo"; 2018.

13. Hernández Mosqueda JS, Tobón Tobón S, Guerrero Rosas G. Hacia una evaluación integral del desempeño: las rúbricas socioformativas. Rev Ra Ximhai [Internet]. 2016 [citado 21/01/2019];12(6):aprox. 16 p.]. Disponible en: https://www.redalyc.org/pdf/461/46148194025.pdf

14. Villegas M, Gonzáles G, Katherina G. Aplicación de un modelo de retroalimentación como estrategia de evaluación formativa en educación superior. Rev Investig Educ Esc Grad en Educ [Internet]. 2017 [citado 21/01/2019];8(16):[aprox. 9 p.]. Disponible en: http://rieege.mx/index.php/rieege/article/view/410/340

15. Canabal C, Margalef L. La retroalimentación: la clave para una evaluación orientada al aprendizaje. Profesorado Rev de Currículum y Formación de Profesorado [Internet]. 2017 [citado 21/01/2019];21(2):[aprox. 21 p.]. Disponible en: https://www.redalyc.org/pdf/567/56752038009.pdf

16. Gaona J, Campillay W, Guevara F, Guerra R. Implementación de un sistema de evaluación formativa en línea, en asignaturas de matemática de la Universidad de Atacama. Rev Fac Ing [Internet]. 2018 [citado 21/01/2019];34:[aprox. 12 p.]. Disponible en: https://www.academia.edu/41251079/_2019_Implementaci%C3%B3n_de_un_sistema_de_evaluaci%C3%B3n_formativa_en_l%C3%ADnea_en_asignaturas_de_matem%C3%A1tica_de_la_
Universidad_de_Atacama

17. Quinto KQ. Uso pedagógico y percepción de los docentes hacia las e-rúbricas como estrategia de evaluación formativa [tesis]. Guayaquil, Ecuador: Universidad Casa Grande; 2019.

18. Llul L, Daura FT. La evaluación formativa, un recurso pedagógico para promover la autorregulación. Algunas orientaciones teóricas para su implementación en entornos on-line de aprendizaje. [Documento en Internet]. Argentina: Biblioteca Digital Universidad Católica de Córdova; 2012. Disponible en: https://1library.co/document/ye9omp4q-evaluacion-formativa -pedagogico-autorregulacion-orientaciones-teoricas-implementacion-aprendizaje.html

19. Martínez C, Vásquez B. La evaluación formativa como herramienta en el mejoramiento del proceso. Atlante [Internet]. 2019 [citado 21/01/2019];(8):[aprox. 17 p.]. Disponible en: https://www.eumed.net/rev/atlante/2019/08/evaluacion-formativa-herramienta.html

20. Sanz Ponce R, López Luján E. El componente ético de la evaluación educativa. En: Izarra D, editor. Experiencias y perspectivas en ética profesional y responsabilidad social universitaria en Iberoamérica. Caracas: Universidad Pedagógica Experimental Libertador; 2016.

 

 

Declaración de intereses

El autor declara no tener conflicto de intereses.

 

 

Este artículo está publicado bajo la licencia Creative Commons

Copyright (c) 2021 EDUMECENTRO

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.