Yo fui el primer profesor

ISSN EN TRAMITACIÓN

 

SECCION HISTORIA

 

Yo fui el primer profesor

 

I was the first professor

 

 

MSc. Delia E. Sosa Morales1, MSc. Xiomara Martínez Neira2

1Licenciada en Educación. Especialidad Física. Máster en Educación Avanzada. Profesora Consultante. Universidad de Ciencias Médicas "Dr. Serafín Ruiz de Zárate Ruiz". Villa Clara, Cuba.
2 Licenciada en Educación. Especialidad Historia. Máster en Historia y Cultura Cubana. Profesora Auxiliar. Universidad de Ciencias Médicas "Dr. Serafín Ruiz de Zárate Ruiz". Villa Clara, Cuba.


Palabras clave: Docencia médica, historia de la medicina, biografía.
Key words: Medical teaching, history of medicine, biography.


 

Inicio de la Docencia Médica en la región central

Antes del triunfo de la Revolución de 1959, los estudios de Medicina y Estomatología sólo se realizaban en la Universidad de la Habana; los graduados ejercían su profesión de forma fundamentalmente privada, distribuyéndose principalmente en la capital y otros importantes centros urbanos del país, donde también se concentraban los escasos servicios asistenciales estatales entonces existentes. Ya en la etapa de la lucha guerrillera el Ejército Rebelde inició acciones a favor de la salud del pueblo, que se extendieron a todo el país al triunfo de la Revolución, cuando la salud humana pasó definitivamente a ser considerada como un derecho fundamental del hombre y un deber de la comunidad, responsabilidad conjunta del estado y la sociedad, iniciándose el desarrollo de un Sistema Nacional de Salud de carácter estatal, único, planificado, fundamentalmente preventivo y accesible gratuitamente a toda la población, que participa activamente en el mismo.

De inmediato se inició la ampliación de los servicios hospitalarios existentes en el interior del país y la construcción de nuevos hospitales, especialmente en zonas rurales, creándose el Servicio Médico Rural. Se hacía necesario también incrementar el número de profesionales de la salud y del personal paramédico con una mejor distribución, conciencia política y dedicación pública, que compensara cuanti-cualitativamente el éxodo que ocurría en aquellos años, y diera cobertura a las nuevas demandas, por lo que el esfuerzo en la formación del personal pasó a constituir una máxima prioridad del nuevo Ministerio de Salud Pública, que sustituyó al anterior Ministerio de Salubridad y Asistencia Social. Esta tarea se acometió enfrentando grandes retos como la escasez de profesores en la Facultad de Medicina de la Universidad de la Habana después de la depuración efectuada a raíz de la reforma universitaria y que fueron sustituidos por profesionales y técnicos integrados al proceso revolucionario, que con su esfuerzo pronto permitieron consolidar y ampliar la docencia médica en La Habana así como hacer posible su extensión a otras ciudades del país.

En la provincia de las Villas se inició la docencia médica el 21 de Noviembre de 1966 con la inauguración de la Escuela de Medicina adscripta a la Universidad Central de las Villas.

Raíces familiares y formación científica

El 18 de junio de 1919, nació en Nueva Paz, Provincia Habana, hijo de Ricardo Jorge Pereira, que trabajó primeramente en labores agrícolas de la caña  y en Ingenios, graduándose posteriormente de Bachiller en Ciencias y Letras, y finalmente como Ministro Presbiteriano. Su madre fue Consuelo Oropesa Pérez, maestra primaria, primeramente tuvo que dedicarse a las tareas domésticas y posteriormente al magisterio. Sin lugar a dudas, este espíritu de consagración y superación de sus padres van a influir en la formación de la personalidad de Ricardo Jorge Oropesa. Su hogar fue modesto y en él recibió una buena educación basada en fuertes valores morales que fortalecieron su humildad, humanismo y solidaridad de la que fue portador hasta su muerte.

La primera enseñanza la realiza en el Colegio "Estrada Palma" de Unión de Reyes, donde fueron sus maestros: sus padres y una tía paterna. En el Instituto de Segunda Enseña de Matanzas, comenzó el bachillerato, vinculándose a las actividades del Ala Izquierda Estudiantil; la organización más revolucionaria de este sector en esta etapa y que jugó un destacado papel en la luchas sociales de los años 30, luego se trasladó al Colegio Presbiteriano"La Progresiva" donde realizó desde 1ro al 4to año del bachillerato, allí obtiene una semi-beca que pagaba trabajando. Obtiene el título de Bachiller en el Instituto de Segunda Enseñanza de Cárdenas.

Su vocación humanitaria la puso a prueba cuando decide estudiar la carrera de Medicina, que cursó en la Universidad de la Habana.

En los primeros años de estudio residió en la calle Morro # 52, hasta que el 8 de junio de 1943 es nombrado por Decreto del Alcalde de La Habana: Alumno Interno del Hospital Municipal General Freyre de Andrade en el servicio de Urología del Dr. Gonzalo Pedroso y en el servicio de Clínica del Dr. Carlos Font Pupo, hasta su graduación. El 23 de agosto de 1947 recibió el Título de Doctor en Medicina.

Al concluir sus estudios y contraer matrimonio con Esther Nohemí López Benítez, natural de Cabaiguán provincia de Sancti Spíritus, comenzó a trabajar, como médico, en el barrio rural de Santa Lucía, de esta localidad y posteriormente a la Clínica de Cabaiguán. En 1949 se desempeñó como médico vacunador en la jefatura local de Sanidad, hasta 1950, en que combina funciones de director y médico en la Clínica del Gremio de Escogedores de dicho pueblo, volviendo a laborar en 1953 en la Clínica de Cabaiguán.

En 1956 era el Secretario del Colegio Médico de Cabaiguán posteriormente es elegido su Presidente hasta 1959. Desde este puesto contribuyó con importantes suministros de fondos y logró vincular un considerable grupo de médicos y otros profesionales de salud al Movimiento 26 de Julio. Participa además, ganando prestigio profesional en las sociedades médicas cubanas a nivel nacional.

En los últimos años en que se intensificaba la lucha de liberación nacional en Cuba la casa del Dr. Oropesa era un punto importante de escala de heroicos combatientes que iban hacia Oriente o La Habana.

Durante la liberación de Cabaiguán dirigida por el Che, el Dr. Oropesa dirigió la asistencia médica de los heridos en la Clínica de Cabaiguán. En diciembre de 1958 después de liberado Cabaiguán, el comandante Ernesto Guevara al continuar su avance en la Campaña de Las Villas lo responsabilizó con la asistencia médica de la zona.

Iniciador de la Docencia Médica

La necesidad y perspectivas de descentralizar la docencia médica fue expuesta por primera vez a los médicos villareños por el entonces Ministro, Dr. José Ramón Machado Ventura, en reunión efectuada en Santa Clara en 1961, en la cual expresó su confianza de que dentro de ese proceso esta ciudad tendría en algún momento su Escuela de Medicina.

En Santa Clara se venían haciendo reformas en el antiguo Hospital Provincial "San Juan de Dios", y a la vecina Clínica "Dolores Bonet". En Mayo de 1964 ocupó cargo de la dirección de esta Institución el Dr. Ricardo Jorge Oropesa, el cual priorizó elevar la calificación del hospital con el objetivo de convertirlo en docente y poder crear la Escuela de Medicina en esta provincia.

Esta decisión condujo a que en el año 1965 se aceleraran las transformaciones estructurales del hospital y de sus servicios. Ya en  Enero de 1966 se le asigna al Dr. Eustaquio Remedios de los Cuetos, entonces Sub-Director Provincial la tarea de dirigir la Escuela cuando se inaugurara; para ello contó con la colaboración del Dr. Oropesa, quien  recibió orientaciones en la Habana.

La fundación

El lunes 21 de noviembre de 1966, en horas de la noche, en el salón de espera de consulta externa del Hospital Provincial Clínico Quirúrgico se efectúo el acto inaugural en el que se usó de la palabra el Dr. Ricardo Jorge Oropesa, Dr. Eustaquio Remedios de los Cuetos, la alumna Deysi Ferrer y Sidroc Ramos, Rector de la Universidad Central, quien dejó oficialmente inaugurada la Escuela.

Para abrir el acto usó de la palabra el Dr. Ricardo Jorge Oropesa, coordinador de la Escuela. "Sabemos- dijo - tanto los profesores, alumnos y trabajadores que están en la Escuela, la responsabilidad que estamos construyendo con la Revolución y con nuestro pueblo al dejar inaugurado esta Escuela" y llamó a todos los trabajadores del Hospital Provincial a dar su mejor esfuerzo por el triunfo de la misma.

El 22 de noviembre se imparte en la escuela la 1ra clase por el Dr. Ricardo Jorge Oropesa quien fungía además, como coordinador del curso. En una entrevista al insigne profesor al referirse a la fundación de la Escuela de Medicina expresó: YO FUI EL PRIMER PROFESOR en impartir clases al grupo inicial de alumnos. Lo recuerdo como si fuera hoy mismo: se trataba de las generalidades de Propedéutica.

En mi vida había dado clases, solo contaba con cierta experiencia asistencial pero de Pedagogía no sabía nada más que los rudimentos. Mas eso no fue obstáculo: la cuestión estaba en dar clases y trasmitir los conocimientos a los alumnos: y por encima de todo, demostrar que era posible formar médicos altamente calificados en la región central del país"1

A partir de la fundación fue Profesor de Medicina Interna, Coordinador de Tercer Año de la Carrera y Jefe del Departamento de Medicina. En noviembre de 1967 viajó a Chile por la OMS para cursar estudios sobre la enseñanza de la Medicina Preventiva en el currículo de la carrera de Medicina que se desarrollaba en Cuba. Con propósitos similares en Junio 1970 la UCLV lo envía a la URSS, RDA y Francia para estudiar los planes integrados de Medicina de estos países, visita alrededor de 30 instituciones científicas y docentes de Moscú, Kiev, París y Burdeos también la Escuela de Medicina de la Universidad Central de Madrid. A tal efecto publicó un amplio informe de las experiencias adquiridas en dichos viajes.

En el curso académico 1971-1972 se le designó para dirigir y coordinar las actividades de modificación del plan de estudio de la carrera de Medicina con la introducción de la enseñanza mediante la coordinación interdisciplinaria. Este estudio se presentó en la Primera Jornada de Medicina Interna celebrada en Santa Clara, en Junio de 1973, donde se abordaba la integración de las Ciencias Básicas y Clínicas, siendo seleccionado como uno de los documentos Básicos al constituirse la Comisión Nacional de Docencia Médica.

Múltiples, disímiles y difíciles fueron las tareas encomendadas a esta personalidad de las Ciencias Médicas. A partir de febrero de 1973. Fue Vicedecano Docente en la Facultad de Medicina, Jefe de la Dirección de planeamiento docente del ISCMVC, Vicerrector Docente en el ISCMVC y asesor del Rector, cargo que ocupaba en el momento de su muerte.

El Dr. Oropesa se destacó en la docencia médica nacional e internacionalmente, de vital relevancia se encuentra en sus servicios la  participación como Miembro del Grupo de Trabajo dirigido por el entonces Ministro de educación José Ramón Fernández por disposición del Comandante en Jefe Fidel Castro para el análisis de la preparación de los Médicos y Técnicos Medios de la Salud a nivel nacional, trabajo que desarrolló desde el mes de octubre de 1981 hasta abril de 1982.

Otras responsabilidades tenía el Doctor Oropesa en el ejercicio de su profesión como son: Miembro del Consejo Científico de la Universidad Central y del Instituto una vez creado, Presidente de los Tribunales para la evaluación de los aspirantes a especialistas de Medicina Interna. a nivel nacional, Presidente del Tribunal de Apelaciones para las categorías de Asistente e Instructor, Presidente y Vicepresidente de la Comisión Central Metodológica del ISCMVC, Presidente de la Comisión de Ingreso para Cursos de Trabajadores, Miembro de la Comisión de Superación Profesoral de Grado Científico del ISCMVC.

Por su eficaz colaboración en el desarrollo de los programas de la educación superior en Nicaragua en la esfera de la salud, al formar parte del Grupo de Planeamiento de la Educación Superior obtuvo dos reconocimientos de singular importancia: Profesor Honoris Causa de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua y Decano Emérito de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua.

Se le otorgaron otros reconocimientos y Condecoraciones por la obra que lo distinguió a lo largo de su vida: Distinción Manuel Fajardo Rivero, Medalla por La Cultura Cubana, Trabajador Internacionalista 1980, Medalla de la Alfabetización, Medalla José Tey, Medalla por los XV Años de colaboración con la Seguridad del Estado. Diploma por Fundador de las MNR a los 25 años de creadas. Distinción Por la Educación Cubana. 1987, Certificado por su condición de Miembro Fundador del Primer Secretariado Ejecutivo del Consejo Provincial de Las Villas del Sindicato Nacional de trabajadores de la Medicina en ocasión de cumplirse 25 años de su elección.

El 9 de Mayo de 1991 fallece de una muerte súbita el distinguido profesor quien ha recibido aún después de su desaparición física reconocimientos como el de la Asamblea Municipal del Poder Popular de Santa Clara en ocasión de la Jornada de la Medicina Latinoamericana en diciembre de 1991 por su actitud digna en el cumplimiento de su labor profesional y su alta responsabilidad en la salud del pueblo.

También le fue otorgada la condición de miembro de honor postmorten de la Sociedad de Educadores en Ciencias de la Salud en su Capítulo de Villa Clara.

Al conmemorarse el 30 Aniversario de la docencia Médica en la región Central la sala de historia toma el nombre de Ricardo Jorge Oropesa.

Bajo este cielo villaclareño y con gran amor se extiende su obra por todos los municipios, la inspiración que emana de su imborrable recuerdo permite revivir sus sueños relacionados con la educación médica y la salud pública cubanas.


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. de la Hoz P. Yo fui el primer profesor. Vanguardia. 1983 Nov 20;(col. 2).

 

Recibido: 8 de abril de 2009
Aprobado: 7 de mayo de 2009

 

Delia E. Sosa Morales. Universidad de Ciencias Médicas "Dr. Serafín Ruiz de Zárate Ruiz". Villa Clara. Cuba. E-mail: deliasm@ucm.vcl.sld.cu

 |  Añadir comentario