El arbitraje y la preparación del árbitro, aspectos esenciales del quehacer editorial
EDITORIAL

 

El arbitraje y la preparación del árbitro, aspectos esenciales del quehacer editorial

 

Peer review and reviewer's training, essential aspects of editorial work

"Reviste una importancia especial el desarrollo de una concepción editorial que rompa con el conformismo que padecen muchos equipos editoriales.
Sus editores así como las autoridades científicas y administrativas relacionadas con ellas tienen hoy la responsabilidad de
crear las políticas, programas y estrategias que les posibiliten ascender en términos de calidad".

Nuevos retos se avisoran para las direcciones editoriales de las revistas médicas cubanas, como bien afirmara Cañedo en su artículo que inicia con la interrogante de si es posible una igualdad académica entre ellas, y defiende que lo esencial para lograr mejoras es el establecemiento de un propósito de cambio y llevarlo a la práctica con determinación.1 Sin embargo, muchos son los obstáculos que encuentran las personas responsabilizadas con la dirección editorial de una revista, y que a juicio de la autora, se vencen con la perseverancia y el interés de afrontarlos y superarlos, y donde ocupa un rol decisivo el apoyo de la administración en ese empeño.

EDUMECENTRO, segunda en editarse con este perfil, luego de la prestigiosa Revista de Educación Médica Superior perteneciente a la Universidad de Ciencias Médicas de la Habana, es una revista que comienza sus ediciones en noviembre de 2009, y desde entonces despliega acciones encaminadas al logro de los requerimientos establecidos para este tipo de publicación, y se encuentra enfrascada en acciones que propicien la obtención de una mayor calidad en sus ediciones.

En la actualidad, la Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara edita cuatro revistas científicas para divulgar el quehacer investigativo de los profesionales de la salud en esta provincia: Medicentro Electrónica, Acta Médica del Centro, Corsalud y EDUMECENTRO; todas han alcanzado la condición de revistas certificadas conferida por el CITMA. Además existe un grupo que dirige la política científica del territorio que les garantiza la presencia de espacios para la concertación de ideas entre sus editores respecto a política editorial y desarrollo tecnológico; sin duda, una fortaleza para el avance del quehacer editorial.

El proceso de arbitraje y la preparación del árbitro, son dos aspectos medulares para avanzar en este terreno, por ello la dirección editorial de este espacio divulgativo privilegia un accionar que coloca como centro de atención un redimensionamiento de su labor editorial con énfasis en estos procesos.

En consecuencia, se efectuó una revisión bibliográfica del tema y se exploró el comportamiento de este proceso con algunas direcciones editoriales de revistas médicas cubanas, lo que aportó herramientas útiles en las decisiones adoptadas.

La literatura revisada muestra la presencia de puntos coincidentes respecto a la importancia que se le adjudica al proceso de revisión por pares, y al correcto desempeño de los revisores durante la emisión de juicios de valor sobre la decisión de si se publica o no determinado manuscrito.2-4 Aunque la autora identifica opiniones diversas en la forma de acometer este proceso, prevalece un criterio mayoritario que apunta hacia la necesidad de contar con revisores expertos que asesoren al director respecto a la actualización y novedad del trabajo, su ajuste a la política editorial trazada, y la identificación de sus cualidades y limitaciones.5 Por supuesto que la decisión de aceptación del manusrito es una tarea compleja que debe estar en manos del consejo editorial o de su director.

El arbitraje científico puede considerarse como la «revisión crítica de los resultados de un artículo científico a cargo de sus pares» y abarca el trabajo de los revisores y editores, a fin de dictaminar si un trabajo merece o no ser publicado, lo que muchas veces implica la realización de ciertas modificaciones que mejoren su calidad; la resultante final alcanza entonces la condición de un proceso social con saberes compartidos.2,3

En Cuba, el Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas se ha propuesto fomentar la publicación científica de calidad en el ámbito de la salud, y se pronuncia porque todas las revistas del sector apliquen con el máximo rigor posible sus sistemas de arbitraje, ya que el alcance de óptimos resultados se asocian con el rigor conferido por sus direcciones editoriales.4 Este proceso de revisión puede afrontar diversos problemas que van desde el hecho de que simplemente no se realiza, o que las reglas se flexibilizan para determinados autores hasta algunas más sutiles, como que no siempre se desarrolla según los estándares de estricta confidencialidad que se recomiendan.4

La autora opina que la organización del arbitraje de una revista debe atender a sus elementos generales,4 y corresponderse con las necesidades particulares del contexto donde se edita, puesto que las acciones a emprender deben estar a tono con las demandas de sus autores potenciales, revisores, y lectores.

En dependencia de la experiencia de los árbitros, su grado de conocimiento de la política editorial de la publicación y su identificación con ella, se clasifican en árbitros de oficio y eventuales. Los primeros son aquellos que, además de poder evaluar el manuscrito según su mérito científico, son capaces de valorar su pertinencia a la política editorial de la revista, y se forman mediante una retroalimentación adecuada por parte de la dirección editorial; ellos deben ser suficientes como para que no escaseen, y tampoco demasiados para que puedan mantenerse con un nivel adecuado de ocupación a lo largo del año y reciban atención del consejo editor.2,3

Parte de la cultura científica que debe asumirse en este terreno, es la de lograr que los autores aprecien la labor del árbitro como la de un aliado, ya que éste se esmera por la obtención de una mejor calidad de su artículo.4

EDUMECENTRO asume este proceso de revisión por pares y a doble ciegas, a fin de garantizar mejores resultados, en este caso, el árbitro no conoce el autor del artículo, ni este al revisor que evalúa su trabajo, y para ello cuenta con un grupo de profesionales expertos en diferentes temáticas (árbitros de oficio) que junto a miembros de sus consejos editorial y asesor cumplen funciones de revisores expertos. Solicita además los servicios de árbitros eventuales cuando se necesitan.

La designación de los revisores de carácter oficial, no es permanente, y depende de la calidad de su desempeño, donde se conjugan la experticia en el tema, con el tiempo y calidad en la emisión de sus dictámenes.

La Revista Cubana de Información en Ciencias de la Salud anima a las direcciones editoriales a efectuar un redimensionamiento de su labor, e invita a los colegas a participar en los debates que se promuevan,6 revista que por demás atesora información valiosa para los profesionales cultivadores de esta abarcadora disciplina7, y es un excelente material de consulta para editores, revisores, autores y profesionales interesados en redactar artículos científicos.

Luego, a tono con estas encomiendas, y con el principio de que la publicación científica es, en general, un complejo y difícil mecanismo social de la ciencia dirigido a legitimar su avance,5 se acomete una reorganización del trabajo editorial de EDUMECENTRO acorde con las demandas de la plataforma Open Journal System (OJS), la cual sustenta, organiza y documenta el total de los procesos editoriales. 3 Por ello se redefinieron las funciones de los actores implicados en su trabajo editorial, con énfasis en aquellos que ocupan un rol protagónico en el proceso de arbitraje (el editor científico, de sección y el árbitro). Además se reorganizó el flujo de información acorde con las características de esta plataforma, y se confeccionaron orientaciones metodológicas para los árbitros a fin de dotarlos de herramientas que favorezcan una mejor calidad en la emisión de sus veredictos.

Se efectuaron talleres metodológicos con árbitros y editores de sección, puesto que ellos ocupan un rol esencial en el flujo de la información en OJS, y los criterios emitidos en estas actividades permitieron confeccionar un manual metodológico para el perfeccionamiento del proceso de arbitraje. El producto abarca los siguientes temas:

  • El arbitraje en este espacio divulgativo. Figuras implicadas y sus funciones.
  • Flujo del manuscrito y orientaciones metodológicas a los árbitros para la emisión de sus veredictos.
  • Documentos de consulta para esta labor: política editorial, instrucciones a los autores y formularios.
  • Consejos útiles sobre redacción, y manejo ético de los manuscritos.

En esta etapa que intenciona la obtención de una mejor calidad de su trabajo editorial, es también un momento oportuno para reconocer a quienes han colaborado en este empeño, así resulta meritorio aludir al rol protagónico del DrC. Mikhail Benet Rodríguez, director de Medisur, quien comparte sus valiosos saberes con los directores de las revistas del territorio central en la búsqueda de una mayor calidad en estos espacios divulgativos del quehacer científico y la labor de asesoría y apoyo de los miembros de su Consejo Asesor, y de la Junta de Gobierno de la Sociedad Cubana de Educadores en Ciencias de la Salud ante las diversas tareas acometidas.

De igual modo resultó un pilar fundamental la cooperación de la revista de Ciencias Médicas de Pinar del Río respecto al montaje en la plataforma de Open Journal System y en otros aspectos de interés editorial. Sin dudas, la concertación de ideas entre los directores y sus grupos editoriales constituyen un aspecto crucial para la obtención de una mejor calidad en estos espacios.

Son estas las tareas acometidas por la dirección editorial de EDUMECENTRO con el propósito de lograr una mejor calidad de sus ediciones, mediante el redimensionamiento de su proceso de arbitraje y la preparación de sus árbitros. Sin duda, la obtención de mejores resultados dependerá del compromiso, implicación, laboriosidad y profesionalidad de sus organizadores y ejecutores.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Cañedo Andalia R, Piritz Assa AR, Trinchet Soler RM. Revisas médicas cubanas: ¿es posible una igualdad académica? Correo Cient Med [Internet]. 2012 [citado 28 Feb 2013];16(2):[aprox. 10 p.]. Disponible en:
http://www.revcocmed.sld.cu/index.php/cocmed/article/view/515

2. Ladrón de Guevara Cervere M, Caballero Uribe CV. Revisión por pares: ¿ Qué es y para que sirve? Salud Uninorte. 2008;24(2):258-72.

3. Comité Editorial de Gaceta Sanitaria. ¿Quién es quién en la revisión por pares? Gac Sanit. 2008;22(2):168-9.

4. Silva AyÇaguer LC. El arbitraje de las revistas médicas, la gestión editorial en red y la calidad de la publicación científica. ACIMED [Internet]. 2011 [citado 7 Feb 2013];22(2):[aprox. 3 p.]. Disponible en:
http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1024-94352011000200001&lng=es&nrm=iso&tlng=es

5. Alfonso Manzanet JE, Castro López FW. Editorial de Ciencias Médicas: apuntes útiles para comprender el proceso de edición de una revista científica. ACIMED [Internet]. 2006 [citado 7 Feb 2013];14(5):[aprox. 3 p.]. Disponible en:
http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=s1024-94352006000500021

6. Comité Editorial. Revista Cubana de Información en Ciencias de la Salud: hacia una etapa superior. ACIMED [Internet]. 2011 [citado 7 Feb 2013];22(1):[aprox. 4 p.]. Disponible en:
http://www.rcics.sld.cu/index.php/acimed/article/viewArticle/189/99

7. López Espinosa JA. Acimed. Una necesidad y una consecuencia. ACIMED. 2008 [citado 7 Feb 2013];17(1):[aprox. 5 p.]. Disponible en:
http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1024-94352008000100001&lng=es&nrm=iso&tlng=es

 

 

Esther Díaz Velis Martínez. Directora Editora revista EDUMECENTRO . Correo electrónico: estherdm@infomed.sld.cu

Añadir comentario

Copyright (c)