Metodología para el perfeccionamiento de los tutores de formación de los estudiantes de pregrado
ARTÍCULO ORIGINAL

 

Metodología para el perfeccionamiento de los tutores de formación de los estudiantes de pregrado

 

Methodology for the improvement of undergraduate training tutors

 

 

Lilia Esther Molerio Sáez1, José Antonio Torres Pérez2

1Doctora en Medicina. Especialista de II Grado en Medicina Interna. Máster en Educación Médica. Profesora Auxiliar. Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: liliems@ucm.vcl.sld.cu
2Licenciado en Educación. Especialidad Educación Física. Máster en Deporte Comunitario. Profesor Auxiliar. Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: josetp@ucm.vcl.sld.cu

 

 


RESUMEN

Fundamentación: El tutor constituye el eje fundamental de la formación de los estudiantes de ciencias médicas; de su dedicación y formación dependen, en gran parte, la adquisición de los conocimientos, habilidades y responsabilidades necesarios para ejercer eficazmente el rol que les corresponde y el grado de satisfacción de los estudiantes dentro del proceso docente educativo. Métodos: Se realiza una investigación de desarrollo, que tiene como propósito diseñar una metodología para el perfeccionamiento de los tutores de formación de pregrado, que permita un proceso de formación de excelencia de los estudiantes de la carrera de Medicina. La metodología fue fundamentalmente cualitativa, se utilizaron varios procedimientos como: la opinión de tutores y asesores metodológicos, entrevistas a tutores y estudiantes, resultados de inspecciones docentes provinciales y nacionales, durante el curso académico 2011-2012, y se realiza revisión documental y bibliográfica. Resultados: Se conceptualiza cómo debe ser un tutor de formación en la Universidad Médica de Villa Clara, acorde a la corriente filosófica imperante. Se constata que la situación actual en relación con la tutoría, presenta dificultades que pueden influir en la adquisición de las habilidades y hábitos prácticos que se pretenden lograr en el egresado de la carrera de Medicina. Conclusiones: Como producto de la investigación se elabora una metodología para el perfeccionamiento de los tutores que contribuye a la visión que la Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara aspira para los tutores de formación de los estudiantes en el pregrado.

Palabras clave: Tutores de formación de pregrado, Metodología, Perfeccionamiento de tutores.


ABSTRACT

Tutors are the keystone of the training of medical students. The acquisition of the necessary knowledge, skills and responsibilities to play efficiently the role they are intended to play, and the level of satisfaction of the students within the process, depend to a great extend on their dedication and training. Methods: A development research was conducted with the aim of designing a methodology for the improvement of undergraduate training tutors, which would allow a training process of excellence for medical students. The methodology was primarily qualitative. Several procedures were used, for instance, the opinions of tutors and methodological advisors, interviews with tutors and students, the results of provincial and national teacher inspections, during the academic year 2011-2012, and bibliographical and document reviews. Results: There is a conceptualization about how a training tutor should be at the Medical University of Villa Clara, according to the prevailing philosophical trend. It was found that the current situation regarding tutoring presents difficulties that may influence the acquisition of the practical skills and habits intended to be achieved by the medical graduate. Conclusions: As a result of the research, a methodology for the improvement of tutors was developed. It would contribute to the vision the Medical University of Villa Clara has for undergraduate training tutors.

Keywords: Undergraduate training tutors, Methodology, Improvement of tutors.


 

 

INTRODUCCIÓN

La figura del tutor constituye el eje fundamental de la formación de los estudiantes de ciencias médicas; de su dedicación y formación dependen, en gran parte, la adquisición de los conocimientos, habilidades y responsabilidades necesarios para ejercer eficazmente el rol que les corresponde y el grado de satisfacción de los estudiantes dentro del proceso docente educativo.

La función del tutor ha sido reconocida desde la antigüedad. En la literatura clásica aparece por primera vez, representado por el mentor. Ulises debía partir para la guerra de Troya, más en Grecia quedaba su hijo Telémaco, Ulises sabía que requería de una persona de su extrema confianza que lo orientara, lo cuidara y educara por lo que nombra a Mentor para estos fines. Desde entonces, la figura del tutor (mentor para los ingleses) está asociada a la de consejero, orientador, persona de confianza que acompaña la educación de niños y jóvenes. La tutoría deviene en contenido esencial del ejercicio de la docencia, y la figura de mentor en estos días se perfila en el docente.1

En el sistema de salud cubano los profesionales que laboran en sus escenarios, de una u otra forma tienen responsabilidades docentes, puesto que comparten funciones asistenciales, como profesores, y realizan actividades de investigación que requieren de formación psicopedagógica, así como de una superación continua y permanente.2

La superación posgraduada a través de cursos básicos de Filosofía, Pedagogía, Idioma e Informática, junto con un intenso trabajo docente metodológico y científico metodológico, constituyen las vías fundamentales empleadas para preparar a gran número de profesionales de la salud, que hoy se desempeñan como docentes de las ciencias médicas.

Sin embargo, diversas publicaciones consultadas en revistas de corte educacional,3,4 aluden al hecho de que no se explotan todas las potencialidades existentes en el trabajo metodológico que se desarrolla en los Centros de Educación Superior. La explosión científico técnica contemporánea, con su imponente producción de conocimientos, técnicas y tecnologías, y la rápida obsolescencia de los ya adquiridos, obliga a la búsqueda de nuevas formas y estrategias organizacionales docentes, que sin desdeñar las tradicionales, eleven a un plano superior la necesaria formación y superación de los equipos docentes del sistema nacional de salud y sus directivos.5

Además, la necesaria incorporación de profesores noveles al proceso de universalización de la enseñanza acaecido en el país a partir del año 2004, demandó de un proceso de preparación imposible de soslayar, y que no se podía improvisar en poco tiempo.6 De manera que resulta fundamental emprender acciones con un enfoque sistémico que permiten solventar las demandas existentes.

En la Facultad de Medicina de la Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara en el año 2004, se pone en vigor una preparación metodológica dirigida a los tutores de la Atención Primaria de Salud que abordaba aspectos esenciales y que involucró a aquellos que en ese momento habían sido designados para estas funciones.

Si bien en la universidad es una fortaleza el plan pedagógico que se encuentra en todas las áreas docentes, existe una problemática aún no resuelta, y es la preparación metodológica del tutor de formación, aspecto que ha estado influenciado, entre otros factores, por el cambio de ellos luego de asignárseles nuevas tareas, lo que puede revertirse a través del trabajo metodológico con enfoque sistémico.

Por ello el estudio tiene como finalidad diseñar una metodología para el perfeccionamiento de los tutores de formación de los estudiantes de pregrado de la Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara.

 

DESARROLLO

Este proyecto clasifica como de desarrollo y su producto fue una metodología para la formación de los tutores de pregrado, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. La investigación se extendió desde el 1ro diciembre 2011 hasta el 30 de abril de 2012. Los métodos utilizados fueron cualitativos.

Tuvo como tareas para dar salida al objetivo propuesto:

1. Identificar la preparación integral de los tutores de formación de los estudiantes de pregrado.

2. Conceptualizar la visión de los tutores de formación de los estudiantes de pregrado, en la Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara, acorde a la concepción filosófica imperante.

La muestra de tutores y estudiantes fue intencional, de los escenarios docentes de los 14 municipios de la provincia de Villa Clara, quedó constituida por 65 tutores y 92 estudiantes de pregrado. Para ella se utilizaron entrevistas no estructuradas. Se realizó análisis documental de los informes de inspecciones docentes provinciales y nacionales del curso 2011-2012 y revisión documental bibliográfica sobre el comportamiento de los tutores en sus funciones. Se analiza el comportamiento de la preparación metodológica que se instauró en el año 2004 acorde a los resultados de las variables exploradas. Se priorizaron los problemas de perfeccionamiento por un grupo nominal conformado por tutores y asesores metodológicos de la provincia de Villa Clara. La información disponible fue triangulada y se obtuvieron resultados que permitieron determinar o construir modelos de descripción de sistema para la preparación metodológica de los tutores, donde se abordaron 5 etapas: la primera corresponde a la determinación o esclarecimiento de la situación problémica; una vez acotado el sistema se esclarecieron sus objetivos. En una tercera etapa del enfoque sistémico se determinó su funcionamiento interno y posteriormente su estructura, concluye en una quinta etapa la determinación de las condiciones externas que actúan en la entrada del sistema. Una vez terminado este proceso, se conformó el sistema de actividades metodológicas propuesto y se conceptualiza la visión de una universidad médica en relación a un tutor de formación.

Resultados

Los resultados de la investigación muestran que la situación actual en relación con la tutoría, presenta dificultades que pueden influir en la adquisición de las habilidades y hábitos prácticos que se pretenden lograr en el egresado de la carrera de Medicina.

Existen múltiples factores que pueden estar originando dicha situación de acuerdo a la opinión autorizada de expertos y las opiniones de los encuestados, que manifestaron en orden de prioridad: la pobre preparación pedagógica del tutor, la poca selectividad en su elección, la posibilidad que da el sistema de salud a que los mejores opten por una segunda especialidad, lo que hace que el tiempo de permanencia en sus labores no sea estable, así como la falta de seguimiento y control de estas actividades por los gerentes del proceso docente.

En el informe presentado a la Asamblea Nacional del Poder Popular: "Universalización de la Universidad" el 1ro de julio de 2004, se analizaron los nuevos retos que impone esta gigantesca tarea de la educación superior cubana, entre ellos, la de brindar una atención personalizada a cada uno de los estudiantes, lograr el conocimiento profundo de sus características individuales y a partir de ello, desarrollar el sistema de influencias educativas necesarias para su transformación, labor debe ser enfrentada por el docente en su condición de tutor.7-10

Cuando se realizó la revisión bibliográfica y se analizaron las opiniones de los entrevistados, por opinión de los autores se formula una conceptualización de la visión del tutor:

"Es un profesor con gran dominio de su especialidad, que demuestra competencia y desempeño en su quehacer diario, reúne características y posee conocimientos para la asistencia, la docencia y la investigación, comprometido y motivado con su trabajo docente-educativo, con un espíritu de superación constante; con dominio de la comunicación, que estimula constantemente el desarrollo personal, académico y la autodeterminación del estudiante y en quien el educando es capaz de confiar problemas no solo docentes, sino familiares para que lo guíe a encontrar la solución más eficiente al problema."11

La problemática referida y la consecución de la visión del tutor, constituyen un verdadero reto, que los autores consideran que puede ser resuelto si el trabajo metodológico se aborda con un enfoque de sistema, como principio del trabajo metodológico en sí.

A partir del análisis efectuado se formulan las siguientes acciones a emprender en el trabajo metodológico para perfeccionar la labor del tutor del pregrado.

I. Trabajo Docente Metodológico.

1. Autopreparación del docente

a) Realizar el proceso de identificación de necesidades de aprendizaje de los tutores, desde el punto de vista pedagógico y científico-técnico.

b) Planificar actividades capacitadoras, que partan del proceso de identificación de necesidades.

c) Elaborar un sistema de tareas docentes para los tutores que propicie, la autopreparación individual y que sea controlado en reuniones del colectivo de la asignatura.

d) Incentivar y orientar las búsquedas bibliográficas a través de las posibilidades que brinda INFOMED.

e) Planificar semanalmente un tiempo que permita la autopreparación del tutor con actividades dirigidas y controladas.

2. Preparación de la asignatura.

a) Programar los colectivos de la asignatura, con la frecuencia que se considere necesaria acorde a sus particularidades, y donde participen conjuntamente con los profesores del Grupo Básico de Trabajo (GBT) permanentemente los tutores de los consultorios médicos en el caso de la atención primaria de salud.

b) Realizar análisis del abordaje metodológico de las diferentes formas organizativas docentes, en la asignatura de que se trate, analizando cada tema, desde los objetivos hasta la evaluación.

c) Programar reuniones metodológicas al nivel de cada área de salud, con la frecuencia que se considere necesaria.

d) Discutir en las reuniones metodológicas, aspectos relacionados con las líneas de trabajo metodológico, en relación a la tutoría.

e) Realizar clases metodológicas demostrativas e instructivas, en los diferentes tipos de actividades.

f) Programar clases abiertas, dando participación a los tutores en su impartición.

3. Control de la actividad docente.

a) Realizar control docente en actividades a todos los tutores como mínimo dos veces en el curso académico.

II. Trabajo científico metodológico.

1. Trabajo científico metodológico del profesor y de los colectivos metodológicos.

a) Realizar investigación por encargo en relación a la problemática metodológica de la tutoría en el pregrado.

b) Planificar sesiones científicas con una periodicidad trimestral para que los docentes y tutores den a conocer el estado de sus trabajos investigativos.

c) Presentar las investigaciones en el Seminario Científico Metodológico y en la Conferencia Científico Metodológica de ser convocada, donde participen los tutores.

2. Otras salidas a las investigaciones.

a) Publicar los trabajos en relación con la línea investigativa propuesta acorde a la problemática aquí tratada.

Condiciones externas que actúan en la entrada del sistema

  • Selección adecuada de los tutores.
  • Nivel de preparación de los gerentes del proceso de enseñanza aprendizaje, a fin de cumplir con sus misiones y tener visión de hacia dónde dirigir el proceso.

El diseño de las acciones del sistema de preparación metodológica de los tutores, fueron estructuradas acorde a los lineamientos del plan de trabajo metodológico, y se conciben con sus diferentes momentos de planificación, organización y control del trabajo pedagógico.12

Este tipo de labor puede adoptar dos modalidades íntimamente vinculadas entre sí, el trabajo docente metodológico docente y el trabajo científico metodológico.12,13 Debe ser formulado con propuestas de tareas metodológicas que conduzcan a la solución de los problemas que se suscitan y al logro de los objetivos propuestos.

Los autores opinan que la autopreparación del profesor debe estar acompañada de orientaciones precisas que emanen de un proceso de identificación de necesidades de aprendizaje sentidas y ocultas, donde la realización de tareas docentes en su tiempo extralaboral, debe ocupar un lugar central.

Este proceso no debe dejarse a la espontaneidad y los directivos del proceso docente deben incentivar a través de las vías propuestas, u otras que consideren necesarias, aspecto que luego debe ser controlado mediante su desempeño en su función como tutor.

La tutoría como una de las funciones principales que debe ejercer el profesor en el nivel superior, eleva a altos planos la participación, la colaboración y el protagonismo de los estudiantes, potencia el papel del profesor como principal facilitador del conocimiento y la educación y la labor educativa personalizada.14

El propósito del tutor es el de asesorar, guiar al estudiante durante sus estudios para contribuir así a su formación general integral.

Al triangular la información obtenida se constata que un tutor de formación debe poseer cualidades personales, principios éticos y morales, acorde a los valores de la sociedad socialista, y exhibirlos en todos los escenarios; así como una competencia y desempeño en educación médica que les permita elevar la calidad de su gestión docente.

En estos casos, las habilidades comunicativas son muy necesarias, así como estar dotados de un pensamiento flexible para ajustarse a los diferentes escenarios docentes asistenciales en donde se desarrolle el proceso formativo de médicos, que les permita el manejo de situaciones de aprendizaje y solución de problemas en el campo de la salud individual, familiar, de la comunidad y del medio ambiente.

El desempeño exitoso del profesor tutor estará condicionado también por el logro del tríptico atención médica -docencia- investigación, además de cumplir con los siguientes requisitos de ser líderes educativos y poseer una alta profesionalidad.

Deben desplegar una labor educativa a través del asesoramiento a cada estudiante, de modo que pueda cumplir todas sus actividades laborales y docentes con calidad; mediante su ejemplo personal, su perseverancia y las relaciones que establece con sus discípulos, contribuye a la formación de su personalidad como futuro profesional de la salud.

Las reuniones metodológicas deben cumplir sus requisitos funcionales, sin desviarse de sus objetivos o analizar otras situaciones ajenas a su concepción. En estas, al igual que en la preparación de la asignatura, resulta imprescindible la participación de los tutores. Debe realizarse al menos una en el semestre, aunque pueden planificarse según las necesidades del departamento. Este tipo de actividad metodológica permite presentar, para su análisis y aprobación, el Plan de Trabajo Metodológico, y además se puede convocar para analizar y discutir aspectos pedagógicos relacionados con estas líneas de trabajo.

Pocas son las clases metodológicas que se realizan en la forma organizativa de educación en el trabajo, lo que resulta contradictorio si esta es la forma organizativa docente fundamental que se adopta en la educación médica superior. Por ello debe insistirse en su realización, bien sea en las de carácter instructivo, como las demostrativas, sin olvidar que serán ejecutadas por un docente de experiencia y responder a un objetivo, derivado de las líneas metodológicas del departamento.

El carácter sistémico del plan de trabajo metodológico se manifiesta de diversas formas, por ejemplo, en las clases abiertas donde un docente le demuestra al colectivo de profesores cómo seguir las indicaciones emanadas de las clases metodológicas, demostrativas o instructivas, que previamente habían sido desarrolladas como modelo, en este caso, en la actividad de educación en el trabajo.

Luego los controles a clases planificados permitirán comprobar el desempeño del docente tutor durante la actividad que se evalúe.

El trabajo científico metodológico está íntimamente relacionado con el docente metodológico, puesto que el primero ofrece sustento científico al segundo. Los autores defienden el hecho de que esta labor será pertinente en la medida que repercuta favorablemente en el desarrollo de las actividades de la educación en el trabajo y contribuya a la correcta formación del médico general básico. Se sugiere realizar investigaciones por encargo sobre la temática en el pregrado, que después de dadas a conocer en el colectivo de la asignatura, pueden tener diversas salidas a través del Seminario Científico Metodológico y de la Conferencia Científica Metodológica, así como de publicaciones.

 

CONCLUSIONES

A partir de la definición de la visión del tutor, y de los principales hallazgos obtenidos en el estudio realizado, se diseñan acciones para la organización del trabajo metodológico que contribuya al perfeccionamiento de la labor del tutor de formación de los estudiantes de pregrado de la Facultad de Medicina, el cual tiene como característica fundamental su estructuración acorde a los lineamientos del plan de trabajo metodológico, asume los momentos de planificación, organización y control, y su carácter sistémico.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. de Armas Ramírez N, Cabeza Poblet B. El tutor: factor fundamental para elevar la calidad de la Educación Superior. EDUMECENTRO [Internet]. 2010 [citado 14 Abr 2012];2(1):[aprox. 7 p.]. Disponible en:
http://www.revedumecentro.sld.cu/index.php/edumc/article/view/57/119

2. Ilizástigui Dupuy F. Educación en el trabajo como principio rector de la educación médica cubana. En: Taller Nacional Integración de la universidad médica de organización de la salud su contribución al cambio y desarrollo perspectivo. La Habana; 1993.

3. Fernández Sacasas J. Educación médica: el objeto, el sujeto desdoblado y el contexto. Educ Med Super [Internet]. 2012 Jul [citado 12 Sep 2012];26(3):[aprox. 8 p.]. Disponible en:
http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412012000300001&lng=es&nrm=iso&tlng=es

4. Rincón Igeta B. Tutorías personalizadas en la universidad de Guinea. La Mancha: Ediciones Universidad de Castilla; 2009.

5. Herrera Rodríguez JI. El camino de la educación personalizada. México: Ángeles Editores; 2009.

6. Ministerio de Educación Superior. El tutor en las sedes universitarias municipales; MES; 2008.

7. Herrera Rodríguez JI. La tutoría en la educación superior. La Habana: Centro de Estudios de Ciencias de la Educación "José Martí Pérez"; 2008.

8. Herrera Rodríguez JI. El profesor tutor y el proceso de orientación educativo Sancti-Spíritus, Cuba. La Habana: Centro de Estudios de Ciencias de la Educación "José Martí Pérez"; 2008.

9. Piñón J, Del Toro A. Tutor y proceso tutorial en la formación continua del recién graduado. En: Nuevos caminos en la formación de profesionales de la educación. México: Ediciones UNESCO; 2009. p. 141-9.

10. Gil Latorre F. Evaluación de la actitud docente del tutor de la especialidad de medicina de familia y comunitaria. Valencia: Servei de Publicacions; 2008.

11. Rivera N. Proceso de enseñanza aprendizaje. Lecturas seleccionadas. Material de estudio de la maestría de educación médica superior. La Habana: MES; 2010.

12. Ministerio de Educación Superior. El trabajo metodológico. En: Reglamento del trabajo docente metodológico. Resolución No. 210/ 2007. La Habana: Ministerio de Educación Superior; 2008. p. 14-41.

13. Ministerio de Salud Pública. Orientaciones Metodológicas sobre la educación en el trabajo. La Habana: MINSAP; 2010.

14. Bavativa de González LM, González Páez I. El sistema tutorial en Colombia. Bogotá: PNUD; 2009.

 

 

Recibido: 8 de enero de 2013
Aprobado: 3 de febrero de 2013

 

 

Lilia Esther Molerio Sáez. Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: liliems@ucm.vcl.sld.cu

Añadir comentario

Copyright (c)