Las guías didácticas: recursos necesarios para el aprendizaje autónomo
REVISIÓN

 

Las guías didácticas: recursos necesarios para el aprendizaje autónomo

 

Didactic guides: necessary resources for autonomous learning

 

 

Ignacio García Hernández1, Graciela de las Mercedes de la Cruz Blanco2

1 Licenciado en Psicología. Máster en Psicología Clínica y en Educación Médica. Profesor Auxiliar. Escuela Nacional de Salud Pública. La Habana. Cuba. Correo electrónico: iggarcia@infomed.sld.cu
2 Licenciada en Psicología. Máster en Educación Médica. Profesora Auxiliar. Universidad de Ciencias Médicas de Holguín. Cuba. Correo electrónico: graciela@ucm.hlg.sld.cu

 

 


RESUMEN

Las guías didácticas en la educación superior adquieren cada vez mayor significación y funcionalidad; son un recurso del aprendizaje que optimiza el desarrollo del proceso enseñanza aprendizaje por su pertinencia al permitir la autonomía e independencia cognoscitiva del estudiante. Por tal motivo se realiza el presente estudio con el objetivo de compendiar información acerca de ellas en el contexto de la educación médica superior cubana y hacer énfasis en la importancia de su uso como elemento esencial para el trabajo del profesor y los estudiantes. Se expone la fundamentación teórica de su utilización a expensas de las teorías constructivistas y de la tarea docente como célula básica del proceso enseñanza aprendizaje.

DeCS: educación médica, enseñanza/métodos, aprendizaje.


ABSTRACT

Didactic guides acquire increasingly greater significance and functionality. They are a learning resource that optimizes the development of the teaching-learning process by their pertinence, as they allow the autonomy and cognitive independence of the students. This is the reason why this present study is carried out, with the aim to summarize information about them, within the context of the Cuban higher medical education, and also to emphasize the importance of their use for the work of teachers and students. The theoretical foundation for their use is explained, based on the constructivist theories and the teaching task as the basic cell of the teaching-learning process.

MeSH: education, medical, teaching/methods, learning.


 

 

INTRODUCCIÓN

Uno de los retos fundamentales de la educación superior en general y de la educación médica en particular en el siglo XXI, es asumir la flexibilidad en las estrategias de aprendizaje, los nuevos tiempos exigen de las instituciones de educación superior una voluntad hacia la reforma de sus estructuras y métodos de trabajo, por ello la formación de recursos humanos debe ser contextualizada, lo que determina un cambio en los planes de formación basados no solo en la transformación de los escenarios docentes, sino también en sus objetivos, formas organizativas docentes, métodos y recursos del aprendizaje, como componentes fundamentales del proceso enseñanza aprendizaje.1

La universidad actualmente afronta nuevos retos basados en la formación continua y sistemática del sujeto a lo largo de toda su vida; un sistema universitario centrado en la formación integral del estudiante, donde el profesor juega otro papel muy distinto a la función tradicional que siempre se le ha concedido, y se convierte en un orientador del proceso, al fomentar estilos de aprendizajes creativos y autónomos que contribuyan a desarrollar la independencia cognoscitiva del estudiante.2

En todo este proceso tienen un papel fundamental las guías didácticas o guías de estudio como también suelen denominarse, constituyen una herramienta pedagógica que ha sido utilizada tradicionalmente tanto en la educación médica y ciencias de la salud como en otras profesiones, fundamentalmente por aquellos que sustentan su labor docente en el constructivismo.3

Las guías didácticas constituyen un recurso esencial del cual no se debe prescindir en los procesos de aprendizaje. Sobre este medio se centra el presente artículo cuyo objetivo es enfatizar en su uso por la significación que adquiere actualmente para optimizar las labores del profesor y del estudiante.

Aunque las guías didácticas constituyen un recurso tradicional en el proceso enseñanza aprendizaje, actualmente su uso no es el que realmente debe tener por parte del profesor para perfeccionar su labor docente, especialmente en lo concerniente al trabajo independiente del estudiante.

Precisamente, el trabajo independiente y el desarrollo de la actividad cognoscitiva que este proporciona, son aspectos fundamentales a tener en cuenta en el proceso docente educativo. La independencia cognoscitiva se caracteriza por el dominio de conocimientos, hábitos y habilidades y por las relaciones de los individuos hacia el proceso de la actividad, sus resultados y condiciones de realización. Es importante tener en cuenta, en este sentido, las relaciones del estudiante con el objeto de aprendizaje, y otorgarle al profesor una función orientadora y mediadora en dicho proceso.4-6 Es él quien orienta y dinamiza el aprendizaje del estudiante, adquiriendo la figura de intermediario entre éste y los contenidos, de manera que juegan un papel importante en esa mediación las guías didácticas como elemento didáctico orientador y motivador del aprendizaje autónomo en la educación superior.

Actualmente se habla de una nueva universidad, con un sistema de enseñanza aprendizaje nuevo, innovador y al mismo tiempo, de calidad, con estilos de aprendizaje centrados en la formación integral del estudiante, donde el profesor universitario además de impartir clases, debe fomentar que el estudiante reflexione por sí mismo.

En estos nuevos procesos de cambios se impone la utilización, por lo tanto, de nuevos recursos didácticos, que promuevan el "aprender a aprender" y el desarrollo de tareas docentes que lleven a la actividad independiente del estudiante.7-9

¿Qué es una guía didáctica y qué importancia tiene en el proceso enseñanza aprendizaje?

Las guías didácticas surgieron, fundamentalmente, para dar cobertura a la educación a distancia. Desde la primera mitad del pasado siglo algunas universidades y escuelas en el mundo, sobre todo de Norteamérica, desarrollaron estas técnicas con el propósito de formar profesionales y técnicos de forma no presencial.2 Generalmente estas guías se asocian a la educación a distancia o la modalidad semipresencial, lo cual constituye un error, ya que una educación presencial, que abogue por la autonomía del aprendizaje, requiere también necesariamente que los profesores elaboren guías que les permitan no solo orientar, sino también contribuir a la organización del trabajo del estudiante y el suyo propio.

Se considera como guía didáctica al instrumento digital o impreso que constituye un recurso para el aprendizaje a través del cual se concreta la acción del profesor y los estudiantes dentro del proceso docente, de forma planificada y organizada, brinda información técnica al estudiante y tiene como premisa la educación como conducción y proceso activo. Se fundamenta en la didáctica como ciencia para generar un desarrollo cognitivo y de los estilos de aprendizaje a partir de sí. Constituye un recurso trascendental porque perfecciona la labor del profesor en la confección y orientación de las tareas docentes como célula básica del proceso enseñanza aprendizaje, cuya realización se controla posteriormente en las propias actividades curriculares.9,10

Son diferentes las denominaciones que se le asignan a este documento y que varían en dependencia de los diferentes contextos, así se le puede nombrar como guía didáctica, guía de estudio o guía docente según García Aretio.11. Para este autor la guía didáctica es "…el documento que orienta el estudio, acercando a los procesos cognitivos del alumno el material didáctico, con el fin de que pueda trabajarlos de manera autónoma", para este autor la guía didáctica adquiere una importancia tal que al respecto señala: "…en realidad una guía didáctica bien elaborada y al servicio del estudiante, debería ser un elemento motivador de primer orden para despertar el interés por la materia o asignatura correspondiente. Debe ser instrumento idóneo para guiar y facilitar el aprendizaje, ayuda a comprender, y en su caso, aplicar los diferentes conocimientos, así como para integrar todos los medios y recursos que se presentan al estudiante como apoyo para su aprendizaje…".

De igual manera se manifiesta su trascendencia en el proceso de aprendizaje al expresar: "…todo docente debe ser competente para diseñar, elaborar, actualizar una guía didáctica, de estudio o docente, porque es un material altamente recomendable y en muchos casos de obligado uso".11

Otra definición la aporta Martínez Mediano12, al afirmar que: "… constituye un instrumento fundamental para la organización del trabajo del alumno y su objetivo es ofrecer todas las orientaciones necesarias que le permitan integrar los elementos didácticos para el estudio de la asignatura".

Definitivamente, es importante reconocer que las guías didácticas constituyen un recurso que tiene el propósito de orientar metodológicamente al estudiante en su actividad independiente, al mismo tiempo que sirven de apoyo a la dinámica del proceso docente, guiando al alumno en su aprendizaje, favorecen este proceso y promueven la autonomía a través de diferentes recursos didácticos como son: explicaciones, ejemplos, comentarios, esquemas, gráficos, estudio de casos y otras acciones similares a las que el profesor utiliza en sus actividades docentes.13

Estos recursos de aprendizaje se corresponden con los objetivos, los métodos y el nivel de comprensión de los educandos y están vinculados con lo que se espera que el estudiante aprenda, se cumple así con un algoritmo que favorece la asimilación de los contenidos.7

En opinión de los autores y coincidiendo con la bibliografía referida,14 las guías didácticas o de estudio son esencialmente significativas para la organización y desarrollo de la actividad del profesor y del estudiante en la docencia y fuera de ella, especialmente en lo concerniente al uso de las tareas incluidas en ellas como metodología de trabajo para los estudiantes.

Fundamentación teórica acerca de la confección y uso de las guías didácticas

Los programas docentes deben estar fundamentados en modelos constructivistas, basados en las estrategias de "aprender a aprender" y "aprender construyendo",1,4,5 según las tendencias pedagógicas contemporáneas, las cuales abogan, como ya es conocido, por el paso de una educación basada en la enseñanza cuyo centro es el profesor, hacia una enseñanza basada en el aprendizaje, centrada en el estudiante.

Las teorías constructivistas intentan explicar los principios generales que dan fundamento a lo que suele denominarse la fuente psicológica del currículo docente. Han sido diversos los intentos de definir posiciones respecto al análisis del paradigma constructivista en educación; o sea, existen diferentes formas de entender el constructivismo, aunque todas comparten la idea general de que el conocimiento es un proceso que se construye genuinamente por el sujeto y no una dispersión de conocimientos innatos, naturales, ni una copia de conocimientos existentes en el mundo externo. Los instrumentos que le permiten esa construcción, fundamentalmente, son los esquemas que la persona posee; es decir, lo que construyó en su relación con el medio que le rodea.15,16

Es conocido que Lev S, Vigostky, Jean Piaget y el norteamericano David Paul Ausubel fueron autores que plantearon diferentes aportes al constructivismo, aunque con diferentes concepciones; sin embargo, teniendo en cuenta estos conceptos, esa construcción del conocimiento depende de tres aspectos fundamentales:15-18

  1. El ser humano no actúa sobre la realidad directamente, sino por medio de esquemas que posee, los cuales contribuyen a la construcción de su propio conocimiento. Por tanto, su representación del mundo dependerá de dichos esquemas. Por supuesto, la interacción con la realidad hará que los esquemas del individuo vayan cambiando al tener más experiencia con determinadas aportaciones en este sentido.
  2. La zona de desarrollo próximo, la cual no es otra cosa que la distancia entre el nivel real de desarrollo, determinado por la capacidad de resolver independientemente un problema y el nivel de desarrollo potencial determinado a través de la resolución de un problema bajo la guía de un adulto o en colaboración con un compañero capaz.
  3. El aprendizaje debe ser una actividad significativa para el sujeto que aprende, lo que está relacionado con la existencia de relaciones entre el conocimiento nuevo y el que ya posee el alumno, línea de pensamiento a la cual se afilian los autores de esta investigación.

De tales aportes, se resume que las guías didácticas están relacionadas y fundamentadas por las teorías constructivistas, siempre y cuando para su confección se consideren los conocimientos previos (esquemas); la zona de desarrollo próximo, a través de la solución de problemas guiado por el profesor (tarea docente) o en colaboración con sus compañeros (trabajo grupal), y exista una relación directa entre el nuevo conocimiento a adquirir y los que ya posee el estudiante (aprendizaje significativo).

Estos elementos, reiteran los autores, en concordancia con la bibliografía consultada al respecto, son esenciales al confeccionar las guías didácticas.

Coincidiendo con la bibliografía analizada, los autores consideran que los aportes de las teorías constructivistas desde todos sus puntos de vistas, han conducido al establecimiento de una nueva relación alumno-profesor donde la función principal de este último es la de guiar y orientar el proceso de aprendizaje del estudiante, mientras el primero desarrolla habilidades significativas para gestionar sus propios aprendizajes. Así mismo, el desarrollo de tareas docentes, como esencial componente de las guías didácticas, además de contribuir a la adquisición de un aprendizaje significativo y desarrollador, aportan al fortalecimiento de los valores, especialmente la responsabilidad en los estudiantes, al mostrar interés por el cumplimiento y desarrollo con calidad de las tareas asignadas en las guías lo cual conlleva la formación de profesionales competentes, preparados para la solución de problemas relacionados con su práctica.10,19

Funciones de las guías didácticas

Las guías didácticas imbrican técnicas de trabajo intelectual, de investigación, actividades tanto individuales como grupales y experiencias curriculares y extracurriculares.2

Son los instrumentos didácticos más relevantes y sistemáticos que permiten al estudiante trabajar por sí solo, aunque con la orientación y guía del profesor. De igual manera apoyan el proceso de aprendizaje al ofrecerle pautas para orientarse en la apropiación de los contenidos de las asignaturas.

Como recursos didácticos cumplen diversas funciones, desde sugerencias para abordar un texto, hasta acompañar y orientar al educando durante el estudio de un contenido de difícil comprensión.

Ulloa define tres funciones fundamentales:20

  1. Función de orientación: ofrece al estudiante una Base Orientadora de la Acción (BOA), para realizar las actividades planificadas en la guía. Es importante significar en este sentido, que la BOA trae como resultado el aprendizaje de conocimientos con alto nivel de generalización, pues implica asimilar contenidos concretos sobre la base de orientaciones y esquemas generales.20,21
  2. Especificación de las tareas: delimita actividades a realizar, y se especifica en los problemas a resolver. Estos se concretan en las tareas docentes orientadas para realizar el trabajo independiente.
  3. Función de autoayuda o autoevaluación al permitir al estudiante una estrategia de monitoreo o retroalimentación para que evalúe su progreso.

También se enumeran como otras funciones de las guías didácticas las siguientes:13

a) Función motivadora: despierta el interés por el tema o asignatura para mantener la atención durante el proceso de estudio.

b) Función facilitadora: Propone metas claras que orientan el estudio de los alumnos. Vincula el texto básico con otros materiales educativos seleccionados para el desarrollo de la asignatura, y la teoría con la práctica como una de las categorías didácticas. Sugiere técnicas de estudio que faciliten el cumplimiento de los objetivos (tales como leer, subrayar, elaborar esquemas, desarrollar ejercicios entre otros). Orienta distintas actividades y ejercicios, en correspondencia con los distintos estilos de aprendizaje. Aclara dudas que pudieran dificultar el aprendizaje.

c) Función de orientación y diálogo: Fomenta la capacidad de organización y estudio sistemático, promueve el trabajo en equipo, anima a comunicarse con el profesor-tutor y ofrece sugerencias para el aprendizaje independiente.

d) Función evaluadora: Retroalimenta al estudiante, a fin de provocar una reflexión sobre su propio aprendizaje.

En opinión de los autores una función importante de las guías didácticas está dada por su influencia en la educación de valores, como ya se ha mencionado, especialmente la responsabilidad.

En resumen, en cuanto a las funciones de las guías didácticas, se pueden concretar tres aspectos fundamentales:9

  1. Orientación.
  2. Promoción del aprendizaje autónomo y la creatividad.
  3. Autoevaluación del aprendizaje

Es incuestionable que el logro de una mayor independencia cognoscitiva de los estudiantes durante el aprendizaje, plantea nuevas exigencias en la didáctica no solo de la carrera Medicina sino del resto en la educación superior.22

Las guías didácticas, como mediadoras del aprendizaje, tienen la potencialidad de incluir estrategias para el desarrollo de la autonomía del estudiante en las orientaciones para el estudio, que comprenden cinco momentos fundamentales:23-25

  1. La orientación del estudio del contenido de la unidad de aprendizaje.
  2. Las actividades de orientación.
  3. Las actividades de sistematización.
  4. Las actividades de retroalimentación.
  5. Las actividades de autoevaluación

A modo de resumen, los autores conciertan sus opiniones con la bibliografía consultada en lo referente a la caracterización general de las guías didácticas al señalar que:25,26

  • Ofrecen al estudiante información acerca del contenido y la ruta a seguir para la autogestión del conocimiento.
  • Presentan orientaciones de la metodología a seguir en relación con la forma organizativa docente para cada contenido.
  • Presentan indicaciones para el logro de habilidades, destrezas y aptitudes en el educando.
  • Definen la metodología y los objetivos específicos para desarrollar el trabajo independiente de los estudiantes.
  • Permiten la autoevaluación del estudiante, lo que provoca una reflexión sobre el desarrollo de su propio aprendizaje

En fin, los autores de este artículo coinciden en que las guías didácticas ocupan un lugar significativo en la pedagogía y la didáctica contemporáneas, al actuar como elementos mediadores entre el profesor y el estudiante, donde el principal objetivo es lograr concretar el papel orientador del docente, y consolidar la actividad independiente del alumno a través de la tarea docente como célula básica del proceso docente educativo.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Aguilar R. La guía didáctica, un material educativo para promover el aprendizaje autónomo. Evaluación y mejoramiento de su calidad en la modalidad abierta y a distancia de la UTPL. Rev Iberoam Educ Distancia. 2004;7(1y2):45-53.

2. López Romero MA, Crisol Moya E. Las guías de aprendizaje autónomo como herramienta didáctica de apoyo a la docencia. Escuela Abierta. Re de Invest Educ. 2012;(15):9-31.

3. Amaya Afanador A. Importancia y utilidad de las "Guías de simulación clínica" en los procesos de aprendizaje en Medicina y ciencias de la salud. Univ Méd Bogotá [Internet]. 2011.[citado 26 Mar 2013];52(3):[aprox.6 p.]. Disponible en: http://med.javeriana.edu.co/publi/vniversitas/serial/v52n3/6.pdf

4. Rodríguez Cortés V, del Pino Sánchez E. Proceso docente educativo: una visión para el profesor de la asignatura de Morfofisiología Humana (I). Educ Med Super [Internet]. 2009 [citado 10 Mar 2013];23(3):[aprox 13 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412009000300010&lng=es

5. Franco Pérez M. Una experiencia pedagógica desde la perspectiva de una misión internacionalista. EDUMECENTRO [Internet]. 2013 [citado 26 Mar 2013];5(3):[aprox. 15 p.]. Disponible en: http://www.revedumecentro.sld.cu/index.php/edumc/article/view/290/524

6. Gómez Zayas O, Segredo Pérez AM, Hernández García L, Lozada Chinea M. Preparación de los profesores que imparten la práctica docente en la asignatura Clínica IV. Educ Med Super [Internet]. 2013 [citado 6 Mar 2013];27(1):[aprox. 10 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412013000100010&lng=es

7. Cuenca Doimeadios E, Reyes Hernández D, Ellis Yards ML, Navarro Hernández M, Alvelo Pérez D. Recursos de aprendizaje en la asignatura de Psiquiatría para la formación del Médico Integral Comunitario. Educ Med Super [Internet]. 2013 [citado 6 Mar 2013];27(1):[aprox. 10 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412013000100005&lng=es

8. Mass Sosa L, Milián Vázquez P, López Rodríguez del Rey A, Tomé López O, Vásquez Villazón Y, Herrera Fragoso L. Las tareas docentes integradoras dentro de la estructura de la actividad de estudio. Medisur [Internet]. 2010 [citado 5 Mar 2013];8(6):[aprox. 5 p.]. Disponible en: http://www.medisur.sld.cu/index.php/medisur/article/view/1434/463

9. Universidad Autónoma Chapingo. Dirección General Académica. Guía didáctica para la virtualización educativa en la Universidad Autónoma Chapingo. Chapingo: Subdirección de Planes y Programas de Estudio; 2009.

10. Franco Pérez M, León Granados A. El trabajo independiente en la educación superior a través de la tarea docente. EDUMECENTRO [Internet]. 2009 [citado 26 Abr 2013];1(2):[aprox. 6 p.]. Disponible en: http://www.revedumecentro.sld.cu/index.php/edumc/article/view/26/57

11. García Aretio L. La guía didáctica. Editorial del BENED [Internet]. 2009 [citado 24 Mar 2013]:[aprox. 8 p.]. Disponible en: http://www.uned.es/catedraunesco-ead/editorial/p7-2-2009.pdf

12. Martínez Mediano C. Elaboración de materiales didácticos escritos para la educación a distancia. Rev Enseñanza e Investigación en Psicología. 2000;5(33):33-50.

13. Roldan O. Guía para la elaboración de un programa de estudio en educación a distancia. [Internet]. 2003 [citado 24 Mar 2013]:[aprox. 17 p.]. Disponible en: http://fcaenlinea1.unam.mx/docs/doc_academicos/guia_para_la_elaboracion_de_un_programa_de_estudio_a_distancia.pdf

14. Pantoja Castro JC, Covarrubias Papahiu P. La enseñanza de la biología en el bachillerato a partir del aprendizaje basado en problemas (ABP). Perfiles educativos [Internet]. 2013 [citado 13 Mar 2013];35(139):[aprox. 16 p.]. Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=13225611005

15. Serrano González-Tejero J, Pons Parra RM. El Constructivismo hoy: enfoques constructivistas en educación. REDIE [Internet]. 2011 [citado 13 Mar 2013];13(1):[aprox. 27 p.]. Disponible en: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1607-40412011000100001&lng=es&tlng=es

16. González López AD, Rodríguez Matos AA, Hernández García D. El concepto zona de desarrollo próximo y su manifestación en la educación médica superior cubana. Educ Med Super [Internet]. 2011 [citado 26 Mar 2013];25(4):[aprox. 8 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412011000400013&lng=es

17. González Jaramillo S, Recino Pineda U. Las estrategias de aprendizaje en la Educación Médica Superior. EDUMECENTRO [Internet]. 2013 [citado 16 Ene 2013];5(3):[aprox. 7 p.]. Disponible en: http://www.revedumecentro.sld.cu/index.php/edumc/article/view/293 /530

18. Agramonte del Sol A, Mena Martín F. Enfoque Histórico Cultural y de la Actividad en la formación del licenciado en enfermería. Rev Cubana Enfermer [Internet]. 2006 [citado 21 Mar 2013];22(2):[aprox. 10 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-03192006000200006&lng=es

19. Franco Pérez M. Elementos básicos para la orientación de contenidos en la Educación Médica Superior. EDUMECENTRO [Internet]. 2012 [citado 16 Ene 2013];4(1):[aprox. 7 p.]. Disponible en: http://www.revedumecentro.sld.cu/index.php/edumc/article/view/150/303

20. Ulloa Azpeitia R. La guía de estudio, función y construcción. En: Antología del taller. El material didáctico impreso. Su elaboración y producción. Dirección de Educación a Distancia. México: UAEM; 2000.

21. Rosell Puig W, Paneque Ramos ER. Consideraciones generales de los métodos de enseñanza y su aplicación en cada etapa del aprendizaje. Rev Haban Cienc Méd [Internet]. 2009 [citado 18 Mar 2013];8(2):[aprox. 12 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1729-519X2009000200016&lng=es

22. Corona Martínez L, Fonseca Hernández M. Aspectos didácticos acerca de las habilidades como contenido de aprendizaje. MediSur [Internet]. 2009 [citado 18 Mar 2013];7(3):[aprox. 5 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1727-897X2009000300006&lng=es

23. Mateo Mejía LG. La guía didáctica: práctica de base en el proceso de enseñanza-aprendizaje y en la gestión del conocimiento. Revista Apertura [Internet]. 2013 [citado 2 Feb 2013];5(1):[aprox. 13 p.]. Disponible en: http://www.udgvirtual.udg.mx/apertura/index.php/apertura3/article/view/366/306

24. Chi Maimó A, Pita García A, Sánchez González M. Fundamentos conceptuales y metodológicos para una enseñanza-aprendizaje desarrolladora de la disciplina Morfofisiología Humana. Educ Med Super [Internet]. 2011 [citado 30 Mar 2013];25(1):[aprox. 10 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412011000100002&lng=es

25. Espín Falcón JC, Abad Araújo JC, Báez Pérez EG, Fernández Morín J, Cardona Almeida A. Los medios de enseñanza en la orientación de los contenidos en la asignatura Morfofisiología Humana I en el Nuevo Programa de Formación de Médicos en Cuba. Educ Med Super [Internet]. 2010 [citado 15 Sep 2013];24(4):[aprox. 10 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412010000400001&lng=es

26. García Núñez R, Quintana Galende ML, Mustelier Fernández C, Ramos Cedeño AM, Díaz Roig I, San Juan Bosch MA. Aspectos novedosos en la implementación de la Clínica en el Programa de Formación del Médico Integral Comunitario en Venezuela. Medisur [Internet]. 2012 [citado 1 Mar 2013];10(2):[aprox. 10 p.]. Disponible en: http://www.medisur.sld.cu/index.php/medisur/article/view/2085/929

 

 

Recibido: 14 de diciembre de 2013
Aprobado: 30 de mayo de 2014

 

 

Ignacio García Hernández. Escuela Nacional de Salud Pública. La Habana. Cuba. Correo electrónico: iggarcia@infomed.sld.cu

Añadir comentario