Curso de francs bsico para colaboradores de la salud

Santa Clara, ene.-abr.

 

COMUNICACIÓN

 

Curso de francés básico para colaboradores de la salud

 

Basic course in french for health cooperation

 

 

Alain Escarrá Jiménez

Licenciado en Lengua Inglesa. Instructor. Centro Provincial de Información. Villa Clara, Cuba.


Palabras clave: Curso básico, francés, colaboradores de salud, educación superior.
Key words: Basic course, French, health cooperation, higher education.

 

El Sistema de Salud cubano se ha caracterizado por una amplia experiencia y labor internacional que se inició en 1962 con el envío de la primera misión médica cubana a Argelia.1 Es la República Democrática y Popular de Argelia la primera nación del mundo que recibe de Cuba una brigada médica de ayuda internacionalista. Argelia había alcanzado su independencia, y los médicos con que contaba, en su mayoría franceses, abandonaron el país, dejando detrás un gran número de enfermedades y serios problemas sanitarios sin resolver. La primera misión cubana de ayuda internacionalista permaneció en Argelia por espacio de 18 meses. A su regreso, otra nueva brigada viajaría a allí para continuar el trabajo.2

La presencia civil cubana en África comenzó a reducirse a mediados de la década del ochenta, principalmente en Angola, debido a la situación político-militar, aunque se aumentó el número de naciones hasta 25. A finales de 1999, alrededor de 1 200 médicos, enfermeras y técnicos sanitarios cubanos trabajaban en 21 países africanos, de los cuales el mayor número estaba en Sudáfrica, Bostwana, Zambia, Mozambique, Ghana, Angola y Namibia.3

Actualmente esta colaboración del personal de la salud se mantiene e incrementa en varios países del mundo, entre ellos, en naciones cuya lengua oficial es el francés, lengua románica que forma parte de la subfamilia itálica, la cual a su vez pertenece a la familia indoeuropea. Es el idioma del pueblo francés; también es idioma oficial de Bélgica, Suiza y de los países y regiones que son o han sido colonias francesas, como: Guyana Francesa, África noroccidental, Haití, Madagascar y el Canadá francófono.4

Nuestro Sistema de Educación no posee una enseñanza organizada ni dirigida de esta lengua, como en el inglés, que desde la escuela primaria y secundaria básica se imparte. Actualmente se están realizando algunos intentos con el idioma francés en la enseñanza preuniversitaria, pero hasta el momento es solo un experimento que algunos Institutos Pedagógicos realizan. Si finalmente se oficializa, tardará algunos años en implementarse.

A petición del Vicerrectorado de Postgrado se preparó un curso de Francés Básico para un grupo de médicos de Villa Clara que se disponían a cumplir misión en Argelia.

Ante la gran escasez de libros y materiales impresos para la enseñanza del francés, se determinó que lo más apropiado era el libro electrónico. El método más utilizado fue CAFÉ CRÉME 1 ya que está destinado a los principiantes e integra el aprendizaje de funciones comunicativas combinadas con una progresión gramatical rigurosa y sólida, asícomo conocimientos lingüísticos prácticos y concretos. Asimismo responde a las exigencias para el dominio del idioma en lingüística práctica y en los últimos avances de la didáctica de métodos interactivos y de técnicas de preparación de la autonomía del aprendizaje del idioma. También es el método usado en los principales centros de enseñanza del francés en el mundo y es reconocido por sus múltiples ventajas.

El libro consta de 16 capítulos y cada cuatro unidades se realiza una prueba. Cada unidad se divide en tres partes o fases. En la primera el estudiante observa por medio de minitextos, minidiálogos o pequeños documentos, la lengua en situaciones reales. En la segunda, se controla y sistematiza el contenido lexical y gramatical, y en la tercera fase, el estudiante se apropia de lo que acaba de aprender en una práctica libre. Este método ha sido utilizado por varios años en muchas de las escuelas de idiomas de nuestro país, con una eficacia comprobada.

El curso comenzó en junio de 2007 con 11 estudiantes, médicos de diferentes especialidades, los cuales fueron liberados para que se concentraran en el estudio del idioma francés. La frecuencia semanal de clases osciló, de acuerdo con diferentes factores, entre dos y tres clases de cuatro horas cada una. El método CAFÉ CRÉME 1 gustó mucho a los estudiantes, ya que podían ver cómo su estructura y puesta en práctica aseguraba, en conjunto con las habilidades lingüísticas personales y también el interés individual, una relativamente rápida familiarización con un idioma que nunca antes habían estudiado.

Más adelante, a principios del mes de diciembre se combinó el CAFÉ CRÉME 1 con otro método “A Moi Paris, une Histoire au Présent”, que consiste en audiciones con textos destinados a estudiantes de nivel básico e intermedio. Aquí se narra la historia de una estudiante inglesa que estudia en Paris. La historia está escrita completamente en tiempo presente y la dificultad aumenta con la narración. Este método propicia un mayor aprendizaje del vocabulario útil para comunicarse en diversas situaciones y desarrolla las habilidades auditivas con los ejercicios orientados a este fin. Fue solamente en esta fase, es decir, cuando los estudiantes habían vencido el nivel básico, que se introdujo y sugirió el estudio de materiales relacionados con la Medicina.

Estos materiales consistían en frases y preguntas que se utilizan en la relación médico-paciente en algunas especialidades médicas y se los habían entregado en un curso intensivo recibido en La Habana.

De los 11 estudiantes iniciales, seis fueron llamados a finales del mes de agosto, y partieron para sus misiones. Debido a esto el curso continuó con cinco estudiantes que permanecieron hasta el mes de enero de 2008 cuando estos también fueron llamados, por lo que el curso quedó inconcluso en la unidad 12. A pesar de esto se pudo comprobar que estos cinco estudiantes fueron capaces de alcanzar un nivel básico rozando el intermedio, lo que garantiza, desde el punto de vista lingüístico, su labor como médicos entre hablantes del idioma francés, que era el objetivo de este curso.

Consideramos que antes de la memorización de cualquier tipo de vocabulario médico y frases construidas para la relación médico-paciente, el colaborador debe estudiar y lograr un conocimiento básico de la lengua que le permitirá, en su momento, el uso consciente y racional del lenguaje médico. De otra forma, su comunicación será muy pobre, estará basada simplemente en la memoria y ante la más mínima variación de su interlocutor podría cometer graves errores que irían en detrimento de su rendimiento profesional y, lo que es más importante, de la salud de los pacientes. Es por esto que proponemos que se le déla necesaria importancia a la preparación lingüística del personal que se dispone a prestar sus servicios en un país de habla extranjera, especialmente de habla francesa.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Infomed [Internet]. Villa Clara: Red Telemática de Salud; 2008 [actualizado el 12 de julio de 2008; citado el 14 de julio de 2008]. Disponible en:
    http://www.sld.cu/servicios/aldia/
  2. Chaple E. La salud pública en Cuba y su experiencia internacional (1959-2005). Hist Ciênc Saúde-Manguinhos. 2006;13(3):709-16.
  3. Rosell Puig W. Antecedentes de la primera misión internacionalista cubana en el campo de la docencia médica/Background of the first Cuban internationalist mission in the medical teaching field. Educ Med Super [Internet]. 2006 Ene [citado el 22 de marzo de 2008];20(1): [aprox. 9 p.]. Disponible en:
    http://bvs.sld.cu/revistas/ems/vol20_1_06/ems07106.htm
  4. Kaneman-Pougatch M, Beacco di Giura M, Trevisi S, Jennepin D. Café creme methode de Francais vol.1. París: Hachette; 2007.

 

 

Recibido: 31 de octubre de 2009
Aprobado: 20 de noviembre de 2009

 

Alain Escarrá Jiménez. Centro de Información. Villa Clara, Cuba. E-mail: alainej@ucm.vcl.sld.cu



Copyright (c)