Dr. Agustín Anido Artiles: historia, arte y medicina en un santaclareño del siglo XX
ARTÍCULO ORIGINAL

 

Dr. Agustín Anido Artiles: historia, arte y medicina en un santaclareño del siglo XX

 

MD Agustín Anido Artiles: history, art and medicine in a Santa Clara´s citizen of the XX century

 

 

Wirson Fabero Rodríguez1, Anisley García Veliz2, Espedito Gómez Gamboa3, Hilda Elena Rodríguez Mantilla4, Madelaidys Díaz Hernández5

1 Licenciado en Educación. Especialidad Marxismo-Leninismo e Historia. Máster en Educación Superior en Ciencias de la Salud. Investigador Agregado. Profesor Auxiliar. Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: wirsonfr@ucm.vcl.sld.cu
2 Doctora en Medicina. Especialista de I Grado en Medicina General Integral. Hospital Pediátrico Universitario "José Luis Miranda". Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: wirsonfr@ucm.vcl.sld.cu
3 Licenciado en Educación. Especialidad Matemática y Computación. Máster en Salud Pública. Instructor. Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Correo electrónico: espedito@ucm.vcl.sld.cu
4 Doctora en Medicina. Especialista de I Grado en Ginecología y Obstetricia. Máster en Cáncer Cérvicouterino. Asistente. Hospital Gineco Obstétrico "Mariana Grajales". Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: madelaidysdh@ucm.vcl.sld.cu
5 Licenciada en Educación. Especialidad Marxismo-Historia. Máster en Ciencias de la Salud Pública. Profesor Auxiliar. Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: madelaidysdh@ucm.vcl.sld.cu

 

 


RESUMEN

Fundamento: existen personalidades insignes de la profesión médica en la provincia villaclareña meritorias de ser estudiadas por su integralidad en el arte, entendimiento profundo para las ciencias naturales y condiciones excepcionales para el ejercicio de la Medicina.
Objetivo: investigar aspectos relevantes acerca de la destacada participación del Dr. Agustín Anido Artiles en el desarrollo de la ciencia, la medicina y su incidencia en la cultura en Villa Clara.
Métodos: se realizó una investigación descriptiva con enfoque cualitativo en la Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara, durante el año 2015, para ello se emplearon métodos teóricos: el análisis-síntesis y la inducción-deducción, sustentados en la interacción con el histórico-lógico; y empíricos: el análisis documental y entrevistas a familiares e investigadores de la personalidad en estudio.
Resultados: se destacan las facetas fundamentales de la personalidad del Dr. Agustín Anido Artiles particularizando en los aspectos que demuestran su lugar en la historia local, relacionado con las ciencias, la medicina y la cultura de forma general.
Conclusiones: se considera que es una importante figura de la localidad todavía poco estudiada que logró consolidar en su personalidad aptitudes para el arte, entendimiento profundo para las ciencias naturales y condiciones excepcionales para el ejercicio de la Medicina e hizo notables aportes en todas estas facetas en la vida villaclareña.

DeCS: Agustín Anido Artiles, historia de la medicina, arte, cultura, educación médica.


ABSTRACT

Background: there are famous personalities of the medical profession in Villa Clara province that are meritorious of being studied by their comprehensive knowledge in art, deep understanding of the natural sciences and exceptional conditions for the Medicine practice.
Objective: to investigate relevant aspects about the outstanding participation of MD. Agustín Anido Artiles in the development of science and medicine, and his incidence in Villa Clara´s culture.
Methods: it was carried out a descriptive investigation within the qualitative approach in Villa Clara University of Sciences, during the year 2015, theoretical methods were used: the analysis-synthesis and the induction-deduction, sustained in the interaction with the historical-logical one; and empiric methods: the documental analysis and interviews to relatives and researchers regarding this personality.
Results: the fundamental facets of MD Agustín Anido Artiles are highlighted, particularizing in the aspects that demonstrate his position in the local history, in relation to sciences, medicine and culture in a general way.
Conclusions: it is considered that he is an important figure in the city that has been little studied and who was able to consolidate in his personality aptitudes for art, deep understanding for the natural sciences and exceptional conditions for the Medicine practice, with remarkable contributions to the city life in all these facets.

MeSH: Agustín Anido Artiles, history of medicine, art, culture education, medical.


 

 

INTRODUCCIÓN

La historia de los pueblos se define por la actividad de las masas populares; sin embargo, los historiadores marxistas, sin renunciar a este principio, necesariamente tienen que recurrir en determinado momento de sus investigaciones al papel individual de algunas personalidades destacadas; por ejemplo, sería difícil explicar la última etapa de lucha de los cubanos para derrocar la dictadura de Fulgencio Batista entre 1956 y 1958 solo subrayando la labor del Movimiento 26 de Julio, del Directorio Revolucionario "13 de Marzo" y del Partido Socialista Popular, sin mencionar individuales como Fidel Castro Ruz y otros hombres que consolidaron en sí la responsabilidad e intereses de grandes grupos de individuos, y con sus decisiones y el apoyo de muchos cambiaron el curso de la historia patria.

Desde este punto de vista pueden analizarse la historia nacional y la local. En Santa Clara, una de las urbes cubanas con importante desarrollo en las diferentes esferas, se distingue por sus avances en la cultura y la medicina. Muchos artistas y médicos de esta tierra han logrado prestigiar a Cuba en el ámbito internacional, y es que ese proceso de avance sostenido data de una interesante historia que todavía conserva áreas poco estudiadas y personas relevantes prácticamente en el anonimato.

Sobre el Dr. Agustín Anido Artiles se conocen, después de una ardua búsqueda, apenas dos trabajos que revelan fundamentalmente aspectos biográficos, pero no denotan toda la magnitud de su influencia en el desarrollo cultural y científico, con énfasis en el campo de la Meteorología y las ciencias médicas en la actual provincia Villa Clara. Debido a esta escasez de evidencias el presente trabajo tiene como objetivo: investigar aspectos relevantes acerca de la obra del destacado profesional, que logró consolidar aptitudes para el arte, entendimiento profundo para las ciencias naturales y condiciones excepcionales para el ejercicio de la Medicina.

 

MÉTODOS

Se realizó una investigación descriptiva con enfoque cualitativo en la Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara, durante el año 2015, el objeto de estudio fue la personalidad del Dr. Agustín Anido Artiles y sus aportes al desarrollo cultural y científico de la ciudad de Santa Clara; para ello se emplearon métodos teóricos: el análisis-síntesis y la inducción-deducción, sustentados en la interacción con el histórico-lógico; y empíricos: el análisis documental de:

  • Periódicos Vanguardia. Villa Clara; 17 de agosto 1965 y15 de marzo de 2014.
  • Documentos inéditos de Pascual Fernández.
  • Periódico El Villareño. Santa Clara; 1 de marzo de 1954.
  • Periódico Amanecer; 2009.
  • La revista Villa Clara Médica. Órgano Oficial del Cuerpo Médico Farmacéutico Dental y de la Sociedad de Medicina y Cirugía de Santa Clara. Volúmenes III, IV, V, VI, VII, IX y X; entre 1922 a 1952.
  • Revista Islas. Memorias de los Congresos Médicos Regionales (II, III y IV).

Se efectuaron entrevistas a familiares e investigadores de la figura en estudio para obtener información fidedigna sobre su labor, además de ampliar y contrastar con las adquiridas de otros métodos aplicados.

Una vez obtenida la información a través de los procedimientos aplicados, se realiza triangulación de fuentes para arribar a consideraciones integradoras.

 

RESULTADOS

Se pudo constatar que el Dr. Agustín Anido Artiles nació el 11 de enero de 1903. Fue miembro de una de las familias santaclareñas más ilustres, con profundo arraigo en el desarrollo cultural de la región. Fueron sus padres Agustín Anido Estrada y Amparo Artiles Alemán. Compartió en su fructífera vida con 5 hermanos: Arturo, Alfredo, Alberto, Armando, Mercedes y Clara Amparo quienes desempeñaron profesiones de alto valor social como la abogacía, la medicina, la estomatología, las ciencias comerciales y el magisterio.

Agustín Anido fue médico pediatra de reconocido prestigio, investigador polifacético en el campo de las ciencias médicas, fundador y dirigente de la Sociedad Científica de Medicina y Cirugía, director de la revista Villa Clara Médica, director del dispensario "El Amparo", jefe de Servicios de Emergencia y Homicultura y presidente del Colegio Médico Municipal de Santa Clara constituyen algunos de los distintivos de sus condiciones excepcionales como galeno.

"Músico de fino oído y manos hábiles para el piano", "buen músico", "le gustaba la música clásica", y "músico de Academia que se destacó por su destreza en el teclado"1,2, han sido algunos de los calificativos con los que lo han identificado sus investigadores. Pero existen muchas otras facetas de esta interesante personalidad que no han sido exploradas y que fueron sugeridas por sus contemporáneos: físico, meteorólogo, matemático, naturalista, entre otras aptitudes y competencias de menor luminosidad; es como expresara Gastón Anido al referirse sobre Agustín: "… como si en él la naturaleza se placiera en esconder el detentador de tantos talentos".

Las investigaciones consultadas sobre esta singular personalidad denotan la necesidad de continuar profundizando en su estudio. No es objetivo de la presente investigación exponer íntegramente sus resultados y se adscribe fundamentalmente a presentar tres aristas fundamentales de su vida: su lugar en la historia local, algunos aspectos relacionados con la cultura de forma general y establecer el vínculo correspondiente con la Medicina.

Historia

Resulta difícil identificar todavía en qué momento y en qué rama del saber Agustín Anido Artiles entró en la inmortalidad del pueblo donde nació, vivió toda su vida y murió el 15 de agosto de 1965, con apenas 62 años de edad.

La cultura analizada como proceso de humanización de la naturaleza, que guarda como esencia el perfeccionamiento, el mejoramiento y la educación de lo que existe primariamente, encontró en este hombre amplias capacidades que puso a disposición del bienestar de sus semejantes. Más de tres décadas ejerciendo como médico, en la sensible especialidad de Pediatría le hizo ganar, como agradecimiento a su pericia médica, sus aciertos en el diagnóstico clínico y tratamiento a las diferentes patologías, la simpatía de sus coterráneos y el reconocimiento por su sapiencia dentro de la comunidad médica, llegando a niveles nacionales.

El vasto conocimiento que acumuló sobre las ciencias lo destacó entre sus contemporáneos al punto de ponerlo al frente de las más relevantes instituciones científicas de la época, en su ciudad, entre ellas, la Sociedad de Cirugía y Medicina de Santa Clara, ya referenciada, ocupó años más tarde un destacado puesto en la Comisión Progestora que legó a la región central del país la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas en 1948, institución de la que fue su fundador y rector entre los años 1954 y 19573.

Digno de exaltar en este campo científico resulta su dedicación por casi treinta años a la Meteorología, donde todavía pocos nombres relevantes se inscriben en la localidad. Agustín Anido es uno de los privilegiados. Su presencia inmortal en la historia de esta ciencia en la región está condicionada en gran medida por ser él quien la rescatara del olvido a que había sido sometida después de la muerte del ilustrado santaclareño Julio Jover Anido.

De modo que en la construcción científica de las memorias de la Medicina, la Meteorología, y de la Universidad Central y todo lo que guarde relación con ellas entre los años 1926 y 1965 no debe faltar el nombre de este excelso hombre.

Arte

Como se acota en otras partes del trabajo, también de aptitudes para el ejercicio de la música estaba dotado el Dr. Agustín Anido Artiles. Existe en la tradición familiar, contada por su hija Teresita una atractiva anécdota registrada por Fernández Ramírez, Pascual Fernández, y Hurtado de Mendoza Borges et al1 que relacionan el talento musical del investigado con el genio lírico italiano Enrico Caruso. Cuentan que su tía Dolores le comentó que por los años 1920 siendo Agustín joven, visitaba Santa Clara el nombrado tenor y Agustín le sirvió de acompañante en su ensayo en el Teatro La Caridad, con lo cual quedó demostrada su capacidad musical.

Se aclara que este hecho no se ha podido verificar en otras fuentes consultadas pero no debe negarse categóricamente porque esta personalidad de la música clásica estuvo y actuó en el Teatro La Caridad de Santa Clara en el mes de junio de 1920 como demuestra García Machado en su trabajo "Presencia de Enrico Caruso en Santa Clara"3.

Otro elemento que engrandece y evidencia sus competencias musicales fue la de dar melodía a un himno universitario compuesto por el ilustre y amigo personal Samuel Feijóo, que con aires de marcha, fue ejecutada por la Banda de Conciertos dirigida por el maestro Agustín Jiménez Crespo, el 4 de diciembre de 1959, vísperas de las fiestas de navidad1,2. Este himno debería identificar a la universidad a partir de entonces como parte de sus símbolos, junto al escudo ojival con la antorcha, y la bandera blanca y verde: emblemas escogidos desde el inicio de sus actividades docentes en 1952. Algo que no ha sucedido hoy; sin embargo, se espera sea retomado y no olvidado por las nuevas generaciones de profesionales en formación de la prestigiosa institución de altos estudios.

Debe señalarse además, como novedad no expresa en los trabajos revisados, que el Dr. Anido incursionó, quizás sin proponérselo, en el campo de la literatura. La coherencia y atractivo de sus textos publicados, muchos de ellos, en la revista Villa Clara Médica son muestras elocuentes de lo planteado.

Existe uno en particular que cautivó la atención de los autores de esta investigación que se titula "El sentido de la maternidad". El texto no se aleja de su esencia científica a pesar de encontrar las herramientas literarias que conectan al lector con la obra; el humanismo manifiesto, el profundo dominio de teorías, de conceptos y de las ciencias naturales son ingredientes que mezcla de forma magistral para poner al hombre en su justo lugar, como parte de la naturaleza y no por encima de ella. Describe casi líricamente el instinto de reproducción basado en las teorías de Freud y enriquecidas con manifestaciones del mundo natural en las que vincula finalmente al hombre, con sus comportamientos bestiales a pesar de estar dotado de la razón. Embellece su obra con una erudita disertación de lo que denomina "amores prácticos de elegante romanticismo observado en los animales", donde demuestra conocimiento amplio sustentado en las citas oportunas de renombrados investigadores como el naturalista Fabre, Voranoff, o Lacassagne.

Su ilustrada sabiduría la pone en práctica cuando demuestra el sentido de la maternidad en la mujer. Comenzado su análisis desde la mitología en las sociedades antiguas clásicas, utilizando la historia de Niobe para dibujar metafóricamente el placer y dolor maternos, que argumenta han sido temas predilectos de pintores, escultores y poetas, destacando a Boticelli, Miguel Ángel y Murillo, Zorrilla, Espronceda, Nágera y Nicolás Guillén. Recurre además en su explicación a los cantos de cuna que transitan desde tiernas y sencillas cantinelas hogareñas hasta las difíciles obras logradas por Chopin.

Aborda como temática de interés la maternidad morbosa que define desde los postulados más avanzados de la Psicología y la Medicina de su tiempo y la acerca a la forma práctica de su manifestación en Cuba para el entendimiento de los lectores. Expresa las desventajas de este fenómeno para la familia y el niño en particular.

Finaliza esta interesante obra haciendo un llamado, fundamentalmente a las madres para enseñar a las niñas el cuidado de sus futuros hijos como alternativa para resolver un problema de salud: disminuir la morbimortalidad infantil en el primer año de vida. Aprovecha además para hacer una crítica al Estado por el abandono de las instituciones de salud las cuales se encuentran desprovistas de personal y material suficiente para la atención de la población.

Debe aclararse que dentro del texto aparecen, en determinados momentos, posiciones machistas y de discriminación a la mujer, pero se considera que ubicándolo en el momento que es escrito, año 1939 y conociendo las características de la sociedad cubana en esa época, es una obra genial, a pesar de esas limitaciones.

No menos interesante resulta la oratoria de Agustín Anido donde se evidencian, además de la seducción por elocuencia, aspectos éticos filosóficos de extraordinaria valía. De relevancia se encuentra un histórico discurso dictado en 1957 que puede perfectamente constituir su mejor legado sobre las líneas que defendió en su mandato como rector de la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas3. Sirvan también de sustento teórico a la Cátedra HISTARTMED. Villa Clara, que viene tomando fuerza en la provincia:

"Mas, ese espíritu, ese instrumento delicado y extraordinario que debe ser guía y conductor de nuestra vida en la búsqueda del bienestar y la felicidad, ¿cómo debemos comprenderlo? Para nosotros el espíritu es algo indefinible pero en el que es necesario reconocer la existencia de tres aspiraciones supremas, tres ansias, tres apetencias fundamentales: una sed de verdad, que crea la ciencia; una sed de belleza, que crea el arte; y una sed de bien, que crea la ética. Aspirar a la posesión suprema de esos tres elementos sería completamente ilusorio. Pero bastaría a nuestras necesidades humanas la posesión relativa de los mismos, siempre que les diésemos una aplicación inmediata: la ciencia para mejor comprender la vida; el arte para embellecerla; y la ética para ennoblecerla".

Para tener una visión más completa de la percepción e importancia que le atribuyó el Dr. Anido a la cultura como arma de libertad, desarrollo y perfeccionamiento humano no debe dejar de mencionarse su participación como rector en el reconocimiento que se hizo a tres paradigmas cubanos de las ciencias sociales en la década de 1950, cuando les fueron otorgados los títulos de Doctor Honoris Causa de la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas: al etnólogo, antropólogo, lingüista y folklorista, Fernando Ortiz Fernández; al filósofo y pedagogo, Medardo Vitier Guanche; y al historiador, economista y pedagogo, Ramiro Guerra y Sánchez. Además, propició la presencia de selectas figuras universales en Santa Clara como Ernesto Lecuona, Berta Singerman y Federico García Lorca3.

Medicina

La intensa labor desarrollada por el Dr. Agustín Anido Artiles como médico, ha sido esbozada con anterioridad y con los elementos presentados no quedan dudas que la inspiración de su intensa y prolífera obra científica fundacional gira alrededor de su pasión por la Medicina y no sobre las demás ciencias como han intentado demostrar algunos de sus contemporáneos. Este elemento tiene una causa y está dada, en lo fundamental, por ser la faceta menos estudiada por sus investigadores.

Para no redundar sobre lo expresado se acotarán algunas cuestiones no precisadas que constituyen además aportes a lo investigado sobre esta personalidad.

Se graduó de Doctor en Medicina en la Universidad de La Habana en 1926, con notas sobresalientes. De regreso a su ciudad natal se incorporó inmediatamente a los círculos de labor de un grupo de médicos progresistas que estaban asentados en Santa Clara y agrupados en el Cuerpo Médico Farmacéutico de esta ciudad, surgido desde febrero de 1892 y que para la década de 1920 intentaban ya ponerse a la altura de otros territorios en la nación que mostraban avances en el campo de la Medicina. Esto explica el surgimiento de la revista Villa Clara Médica en 1922 que se concibió como órgano oficial de divulgación de la asociación mencionada.

No se han podido revisar todos los números de estas valiosas publicaciones, pero en los encontrados se destaca de forma especial la labor del Dr. Anido en el quehacer médico de la región. Su nombre aparece prácticamente en todos los facsímiles después de su incorporación a la Sociedad Científica. El primer artículo de su autoría hallado fue: Contribución a la profilaxia de las crisis nitritoides post-arsenobenzólicas, aunque se publicó en enero de 1932 se aclara en el propio material que fue presentado en la sesión científica del 4 de junio de 1929.

Fue ese año para él intenso, productivo y recompensado socialmente, como refiere el primer número de la revista del año 1933. En el informe del tribunal calificador se declaró por unanimidad que la labor más fructífera y meritoria era la del Dr. Anido, aunque se recomendó una Mención Honorífica a los demás compañeros que presentaron trabajos. Se acordó entregarle una medalla conmemorativa por su destacada labor en la sesión solemne del 11 de diciembre de 1932.

Existen evidencias claras sobre su amplitud dimensional en el campo investigativo. La variedad de temas que ocupó demuestran sus conocimientos en la esfera de las ciencias médicas puras, y cómo podía adentrarse en ellas desde su enfoque social. Publicaciones como: La agonía de la clase médica, Ensayo de economía médica social (1933), Consideraciones sobre hechos condenables en la práctica pediátrica. (1938) y La constitución sobre sólidas bases científicas de la Sociedad de Cirugía y Medicina en 1935, son ejemplos fehacientes de esta línea desarrollada por él.

Se ha escuchado e ilustrado con algunas anécdotas, transmitidas en lo fundamental por su familia, sobre su prestigio profesional, pero no se hace referencia en ninguno de los casos a las temáticas e investigación exploradas.

A continuación se ofrecen algunos de los títulos de sus publicaciones:

  • Enteroteratoma umbilical. (1936).
  • Eritema nudoso tuberculoso en un niño de 3 años. (1936).
  • Púrpura hemorrágica en una niña de 7 años. (1936).
  • Los estados de vientre agudo en la infancia. (1937).
  • Estomatitis de Vicent atípica. (1938).
  • Adenitis aguda del mesenterio. (1938).
  • Neumotórax a válvula terminado por curación en un niño de 4 años. (1938).
  • ¿Cuál agua es preferible para la hidratación del niño? (1941).
  • Septicemia neumocócica en una niña de un año. (1942).

Finalmente, después de analizar en su conjunto algunos aspectos relevantes de este hombre insigne de la cultura, la historia, la ciencia, la medicina, la meteorología, la música, la literatura, la física, la matemática, la pedagogía y la psicología villaclareñas no sería justo pasar por alto cómo reflejó la prensa local su deceso:

Duelo en la Universidad Central

La Rectoría de la Universidad Central de Las Villas ha dispuesto que se guarden en dicho centro docente tres días de duelo, sin suspensión de actividades, con motivo del fallecimiento, ocurrido el domingo último, del doctor Agustín Anido Artiles quien fuera fundador, director del Departamento de Meteorología y actualmente profesor de la Escuela de Psicología.

De esa forma se rinden honores póstumos a quien se hizo acreedor de ellos por sus méritos extraordinarios y relevancia científica.

 

CONCLUSIONES

Se considera que el Dr. Agustín Anido Artiles es una importante figura de la localidad todavía poco estudiada que logró consolidar en su personalidad aptitudes para el arte, entendimiento profundo para las ciencias naturales y condiciones excepcionales para el ejercicio de la Medicina e hizo notables aportes en todas estas facetas en la vida villaclareña.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Hurtado de Mendoza Borges A, Alfonso Loìpez FL. Agustiìn Anido y Samuel Feijoìo, creadores de un himno universitario: descubrimiento reciente en los archivos de Jiménez Crespo. La Habana: Editorial Universitaria; 2001.

2. Hernández Ramírez G. Diccionario de la música villaclareña. Santa Clara: Editorial Capiro; 2004

3. García Rodríguez CM. Apuntes históricos sobre el desarrollo de la Psicología en la región central del país. MediSur [Internet]. 2012 [citado 15 Feb 2016];10(2):[aprox. 6 p.]. Disponible en: http://www.medisur.sld.cu/index.php/medisur/article/view/1921/930

 

 

Recibido: 24 de marzo de 2016.
Aprobado: 4 de abril de 2016.

 

 

Wirson Fabero Rodríguez. Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: wirsonfr@ucm.vcl.sld.cu

Añadir comentario