Acciones para educar la inteligencia emocional de los estudiantes de Logofonoaudiología en la comunidad universitaria
ARTÍCULO ORIGINAL

 

Educar la inteligencia emocional de los estudiantes de Logofonoaudiología en la comunidad universitaria

 

To educate the emotional intelligence of the logophonoaudiology students in the university communitary

 

 

Ana Gloria Aparicio Albelo1, Leonor Soledad González Rodríguez2, Norma Milagros Portal Denis3, Norka Iris García Gómez4, Fredesvinda Machado Barberi5, Leticia Lorente Alguacil6

1 Facultad de Tecnología de la Salud "Julio Trigo López". Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: anag@infomed.sld.cu
2 Facultad de Tecnología de la Salud "Julio Trigo López". Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: cm6qu@frcuba.co.cu
3 Facultad de Tecnología de la Salud "Julio Trigo López". Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: normapd@infomed.sld.cu
4 Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: norkag@infomed.sld.cu
5 Facultad de Tecnología de la Salud "Julio Trigo López". Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: fredesvindamb@infomed.sld.cu
6 Facultad de Tecnología de la Salud "Julio Trigo López". Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: lorente@infomed.sld.cu

 

 


RESUMEN

Fundamento: la inteligencia emocional es la clave para las relaciones humanas que se desarrollan en escenarios interactivos.
Objetivo: diseñar acciones para educar la inteligencia emocional de los estudiantes de la carrera de Logofonoaudiología en la comunidad universitaria.
Métodos: se realizó una investigación de desarrollo desde septiembre de 2014 hasta julio de 2015. Se utilizaron métodos teóricos: análisis-síntesis e inducción-deducción para el estudio de los referentes teóricos del tema y el informe de investigación; y empíricos: análisis de documentos, para la identificación de necesidades sobre la educación emocional y una encuesta en forma de cuestionario y un test, ambos relacionados con la inteligencia emocional a los estudiantes.
Resultados: en todos los documentos se demanda la formación de una necesaria vocación y ética profesional, valores morales y humanos relacionados con una adecuada actitud sociohumanista, se constataron algunas carencias en el desarrollo de la inteligencia emocional de los estudiantes, entre ellas, las relacionadas con la autoaceptación, dominio de los sentimientos, responsabilidad, el control de sus estados de ánimo, la perseverancia en los compromisos adquiridos, la efectividad comunicativa y el manejo de emociones y conflictos, por lo cual se diseñaron acciones en función de educarla.
Conclusiones: según criterio de especialistas, las acciones fueron valoradas como adecuadas por su estructura, pertinencia y asequibilidad para su aplicación porque contribuyen al desarrollo de las competencias y habilidades necesarias para la formación de la inteligencia emocional de los universitarios del sector de la salud pública.

DeCS: Fonoaudiología, inteligencia emocional, estudiante, entorno universitario, educación médica.


ABSTRACT

Background: emotional intelligence is the key to human relationships that develop in interactive settings.
Objective: to design actions to educate the emotional intelligence of students Logos-phonology-audiometry career in the university community.
Methods: a development research was carried out from September 2014 to July 2015. Theoretical methods were used: analysis-synthesis and induction-deduction for the study of the theoretical foundations of the topic and the research report; and empirical ones: analysis of documents, for identifying needs for emotional education and a survey in questionnaire form and a test were applied to students , both related to emotional intelligence.
Results: it's demanded in all documents the formation of a necessary vocation and professional ethics, moral and human values related to adequate socio-humanistic attitude, some shortcomings were found in the development of emotional intelligence of students, including those related to self-acceptance, mastery of feelings, responsibility, moods control, perseverance in the commitments, the assertive communication and management of emotions and conflicts, actions were designed according to educate them.
Conclusions: according to the specialists, the actions were valued as appropriate for their structure, relevance and affordability for application because they contribute to the development of the skills and abilities necessary for the formation of emotional intelligence in the university students of the public health branch.

MeSH: Speech, Language and Hearing Sciences, emotional intelligence, student, university environment, education, medical.


 

 

INTRODUCCIÓN

La compleja realidad que vive el mundo hoy, signada por los retos que impone la globalización de la sociedad contemporánea y los dilemas que enfrentan los pueblos, exige la necesidad del mejoramiento social y la búsqueda de logros superiores en la preparación del hombre. En el contexto educativo de Cuba se concreta en la búsqueda de acciones que fortalezcan el mundo espiritual de los estudiantes, lo que tiene su base en el proceso de reforzamiento de valores en correspondencia con la esencia del proyecto social.1 Estas exigencias presuponen una actualización del enfoque integral para la labor educativa y político-ideológica en la universidad y una necesidad de sistematización de aquellos aspectos más novedosos que se incorporan y enriquecen desde una visión conceptual y práctica.

La experiencia acumulada por el Ministerio de Educación Superior en el desarrollo del enfoque integral para la labor educativa y político-ideológica, ha sido un factor clave para elevar a planos superiores el proceso de consolidación de valores de toda la comunidad universitaria;2 tiene en cuenta los componentes subjetivos de este proceso: profesores y estudiantes. En el binomio profesor-alumno le corresponde al docente conducir el proceso docente educativo, donde el estudiante se convierte en un componente activo al demandar respuestas creativas a la solución de sus problemas en la asimilación de los conocimientos, competencias, habilidades y valores.

El sistema de influencias para la formación integral de los profesionales de la salud tiene varias dimensiones: la curricular, la extensionista y la sociopolítica; cada una tiene sus características propias desde que el alumno comienza su carrera y transita por los diferentes años.3

Inmerso en la cotidianidad de la labor docente, se manifiesta el aspecto afectivo como mediador en la interacción profesor-estudiante, estudiante-estudiante; en él la inteligencia emocional es la clave para las relaciones humanas; es válido el llamado de atención a educar explícita e implícitamente competencias socioafectivas, que redunden, no solo en la adquisición de aprendizajes significativos, sino en el desarrollo emocional y en la convivencia pacífica de los componentes subjetivos del proceso docente educativo.

Las necesarias y profundas transformaciones en la educación superior cubana, especialmente en el sector de la salud, incluyen la implementación del Programa Director para el Reforzamiento de Valores Fundamentales en la Sociedad Cubana Actual4 y los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución como parte de la política social de educación y salud5, ya que constituye motivo de preocupación que en las universidades de ciencias médicas se manifiesten conductas inadecuadas que requieren de una impostergable atención del docente universitario, si se pretende que además de su formación como profesionales de la salud, los alumnos sean personas educadas, que desarrollen habilidades relacionadas con el uso inteligente de sus emociones para lo cual se necesita de un "educador emocional".

Los autores del presente estudio comparten el concepto de inteligencia emocional como una forma de interacción con el mundo, que tiene en cuenta sentimientos asertivos y cualidades emocionales como la capacidad de adaptación, las habilidades sociales, la empatía, el autocontrol, la autoconciencia, conocimiento de sí mismo, el entusiasmo, la automotivación personal, la perseverancia, la amabilidad y el respeto.6

Desarrollar la inteligencia emocional es una de las mejores maneras de asegurar una personalidad integral para el diseño de una futura sociedad más tolerante y equilibrada. Aún siguen siendo insuficientes los programas que desarrollan actividades escolares sistemáticas para potenciar habilidades emocionales conducentes a una actuación personal y social más eficiente y gratificadora.7

Una parte considerable de las revisiones bibliográficas realizadas para esta investigación8-11 se refieren a la inteligencia emocional en contextos empresariales; sin embargo, son insuficientes los estudios relacionados con esta temática en universitarios de las ciencias médicas, por lo que los autores se propusieron como objetivo: diseñar acciones para educar la inteligencia emocional de los estudiantes de primer año de la carrera de Logofonoaudiología en la comunidad universitaria.

 

MÉTODOS

Se realizó una investigación de desarrollo, en la Facultad de Tecnología de la Salud "Julio Trigo López" de la Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara, en el período comprendido entre septiembre de 2014 a julio de 2015. La población objeto de estudio estuvo representada por los 125 estudiantes de primer año de las carreras. La muestra, 47, quedó determinada por un muestreo intencional teniendo en cuenta para su inclusión que los estudiantes estuvieran cursando el primer año de la carrera de Logofonoaudiología.

Se utilizaron métodos:

Teóricos: análisis-síntesis e inducción-deducción para el estudio de los referentes teóricos del tema, el estudio de la bibliografía y la conformación del informe de investigación.

Empíricos: análisis de documentos, entre ellos: el Modelo del Profesional, Estrategias Educativas, la Estrategia de la Residencia Estudiantil y Proyectos Educativos de la Brigada.

Se aplicó una encuesta en forma de cuestionario y un test de inteligencia emocional a los estudiantes para la identificación de sus carencias sobre el tema.

Métodos matemáticos: para los resultados absolutos y relativos.

Para la valoración de las acciones propuestas se solicitaron los criterios de 7 profesionales que cumplen los siguientes requisitos:

Correcta ética profesional, amplitud de enfoques e independencia de juicios y efectividad de sus conocimientos en la temática que se aborda; sus categorías científicas son: un Doctor en Ciencias (14,2 %) y el resto (85,7 %) son Másteres en Educación Superior y sus categorías docentes: uno Titular (14,2 %), dos Auxiliares (28,5 %) y cuatro Asistentes (57,1 %), el 100 % tiene más de 25 años en la docencia y más de 10 años en la educación superior.

El instrumento aplicado a los especialistas para valorar la propuesta tuvo en cuenta su estructura, pertinencia y asequibilidad para su puesta en práctica.

 

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

En la revisión documental realizada, los resultados constatados fueron:

  • En el Modelo del Profesional de la carrera de Logofonoaudiología: demanda la formación de una necesaria vocación y ética profesional, valores morales y humanos que les permitan interactuar con el equipo de salud, el colectivo de trabajo, los individuos, la familia y la comunidad, lo cual se relaciona con una actitud sociohumanista, con ideas creadoras, que mantenga actualizados sus conocimientos acordes con los avances de la tecnología, capaz de desempeñar funciones docentes e investigativas y técnico-administrativas, asumiendo con responsabilidad y destrezas las complejas funciones sociales.
  • En las Estrategia Educativa y Estrategia de la Residencia Estudiantil de la facultad: están definidas las fortalezas y los principales problemas educativos en los estudiantes, sin embargo, a criterio de los autores, se necesita profundizar en el diagnóstico desde el punto de vista afectivo y social teniendo en cuenta el período de desarrollo de la personalidad del estudiante universitario: la edad juvenil como período de consolidación del sistema motivacional para su actuación.
  • Los Proyectos Educativos: se elaboran a partir de los resultados del diagnóstico; de sus fortalezas y debilidades se derivan acciones que les dan respuesta a las dimensiones: curricular, extensionista y sociopolítica; sin embargo, resultan insuficientes para educar la inteligencia emocional de los estudiantes ya que no posibilitan el desarrollo de competencias como: la toma de decisiones oportunas y acertadas; la comunicación asertiva, afectiva y efectiva; la solución de conflictos de manera creativa y exitosa, la cooperación y trabajo en equipo, no solo en relación con los estudiantes, sino entre los docentes, personal directivo y administrativo y las instructoras educativas; en general, entre todos los componentes de la comunidad universitaria.

A partir de la información recogida a través de la encuesta en forma de cuestionario aplicado a los estudiantes, se pudo corroborar que el 12 % manifestaron un desarrollo adecuado de su inteligencia emocional en los aspectos autoaceptación y dominio de los sentimientos; el 41,6 % declaró tener bien identificados sus proyectos de vida; con respecto a la responsabilidad, y dentro de ella, reconocer las consecuencias de sus decisiones y acciones, aceptar sus sentimientos y sus estados de ánimo y la perseverancia en los compromisos adquiridos se verificó que el 35 % reconoció poseer estas habilidades. En cuanto a la comunicación interpersonal, el manejo de emociones y conflictos, el 17 % manifestó respetar las normas sociales y el 21 % refirió manejar con acierto los conflictos en la convivencia.

Los resultados del test de inteligencia emocional aplicado a los estudiantes permitió corroborar que el 53,1 % mostró tendencia a la intromisión, el 25,4 % manifestó predilección por el control y solo el 8,3 % posee niveles promedio de inteligencia emocional.

En general, desde el punto de vista cualitativo, las necesidades sentidas son:

  • Mejorar la confianza en sí mismo.
  • Controlar o redirigir impulsos y estados de ánimos disfuncionales.
  • Estimular la motivación hacia la carrera de Logofonoaudiología.
  • Fortalecer la comunicación interpersonal y social, sobre todo en la residencia estudiantil.
  • Interactuar en actividades colectivas para incentivar las relaciones estudiante-estudiante y trabajador-estudiante.
  • Potenciar la cohesión grupal en actividades curriculares y extensionistas.
  • Asumir responsabilidades que demanden de la toma de posiciones individuales o colectivas.
  • Mejorar hábitos de vida y cuidados individuales y colectivos.
  • Aprender a valorar correctamente.

Los autores coinciden con Addine,12 quien concibe "… la formación como proceso y resultado cuya función es la de preparar al hombre en todos los aspectos de su personalidad, constituye un proceso integrador y totalizador. La educación es el proceso y el resultado cuya función es la de formar al hombre para la vida, de templar el alma para la vida, en toda su complejidad. La instrucción es el proceso y el resultado cuya función es la de formar a los hombres en una rama del saber humano, de una profesión, de dar carrera para vivir. El desarrollo es el proceso y el resultado cuya función es la de formar hombres en plenitud de sus facultades tanto espirituales como físicas, de templar el espíritu y el cuerpo".

El diagnóstico realizado propició el diseño de acciones para educar la inteligencia emocional en los estudiantes de primer año de la carrera de Logofonoaudiología.

Las acciones revelan el contenido emocional que establecen los individuos al implicarse en ellas, propician el establecimiento de relaciones sobre la base de determinados sentimientos que se van conformando entre las personas en su interacción. Para la eficacia de sus resultados se deben tener en cuenta algunas pautas en su realización:

  1. Sus objetivos deben estar muy bien definidos y sus conceptos responder al área de la inteligencia emocional.
  2. Deben ser guiadas por profesionales que demuestren conocimiento sobre inteligencia emocional.
  3. Deben realizarse en un clima de confianza, apertura y sinceridad.
  4. Han de seguir una metodología vivencial, con juegos y experiencias que faciliten la conexión con la realidad individual y de la comunidad universitaria.
  5. Han de propiciar la introspección, la reflexión y la toma de conciencia.
  6. Han de conectar con las emociones y la motivación de cada participante.
  7. Para entrenar el control de las emociones se debe:
  • Intentar controlar su duración.
  • Conocer las características psicosociales esenciales de las personas con las que se interactúa.
  • Desarrollar habilidades para la comunicación.

- Se debe evitar:

a. Ignorar los sentimientos de los demás.
b. Mostrarse demasiado extrovertido y liberal.
c. Mostrarse desdeñoso y no sentir respeto por lo que la persona siente.

Las acciones pueden desarrollarse en los siguientes espacios:

  1. Actividades curriculares y extracurriculares que favorezcan el trabajo en equipo, donde se potencie el desarrollo de las capacidades socioemocionales.
  2. Espacios de debate y reflexión para comentar conflictos, inquietudes, intercambiar opiniones y consejos.

Se recomienda el uso de materiales audiovisuales, lecturas de textos o exposición de experiencias donde se pongan de manifiesto actitudes que manifiesten la inteligencia emocional. Se planificarán semanalmente o mensualmente en espacios de intercambio para comprobar cómo se van potenciando las competencias de inteligencia emocional a partir del debate de:

  • El conocimiento de sí mismo.
  • La autorregulación.
  • La conciencia social.
  • La regulación de relaciones interpersonales.13

Acciones para educar la inteligencia emocional de los estudiantes:

Objetivos:

Desarrollar habilidades para fortalecer una inteligencia emocional en los estudiantes que les posibilite una formación integral donde se manifiesten la educación en valores, en vinculación con las direcciones, objetivos y actividades rectoras de la Facultad de Tecnología de la Salud de la Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara.

Acción 1: para la capacitación de los estudiantes en la toma de decisiones personales teniendo en cuenta el enfoque integral de la labor educativa:

  • Discutir en las brigadas el Reglamento del Destacamento "Carlos J. Finlay".
  • Garantizar el cumplimiento del Reglamento de la Residencia.
  • Perfeccionar las acciones educativas del Proyecto Educativo de la Brigada teniendo en cuenta debilidades y conflictos, y los resultados de la discusión de la evaluación mensual.
  • Promover una cultura de salud integral con impacto intrauniversitario y extrauniversitario.

Acción 2: para el desarrollo de las habilidades personales: el conocimiento de uno mismo: autoaceptación, autorregulación de los sentimientos y las habilidades empáticas.

Capacitar a los estudiantes en temáticas relacionadas con:

  • Reconocer sus propias fortalezas y debilidades.
  • Normas de convivencia: en el aula, residencia estudiantil, comedor, educación en el trabajo, en la calle.
  • Desarrollar habilidades en la comunicación y respetar los puntos de vista de los demás.

Acción 3: para el uso de la intuición como una forma de identificar procederes correctos en la vida, en sus reacciones emocionales y reconocer patrones de comportamientos saludables.

Capacitar a los estudiantes en temáticas relacionadas con:

  • Prevención del embarazo en la adolescencia.
  • Prevención del alcoholismo.
  • Prevención del tabaquismo.
  • Prevención de infecciones de transmisión sexual, entre ellas: el Sida.

Acción 4: para asumir la responsabilidad, reconocer las consecuencias de sus decisiones y de sus acciones, perseverar en los compromisos adquiridos.

Capacitar a los estudiantes en aspectos tales como:

  • Desarrollo de la conciencia social.
  • Aprovechamiento del tiempo.
  • Distribución de roles.
  • Aprender a valorar.

Acción 5: incrementar la educación para la vida en las habilidades de convivencia en la comunidad universitaria.

Exposición de experiencias sobre:

  • Resolución de conflictos.
  • Comunicación interpersonal efectiva.
  • Manejo de las emociones y tensiones.

Estas acciones fueron valoradas por criterios de especialistas como adecuadas por su estructura, pertinencia y asequibilidad para educar la inteligencia emocional en estudiantes universitarios ya que permiten potenciar las actitudes de respeto, la tolerancia, favorecer el desarrollo de habilidades de equilibrio personal y de potenciación de la autoestima, conocer los fenómenos emocionales, aumentar la capacidad de ponerse en el lugar de los demás, desarrollar la conciencia emocional, armonizar las emociones y los comportamientos, ampliar la capacidad para el autocontrol, potenciar el esfuerzo ante las tareas y fomentar una actitud positiva ante la vida; objetivos que van encaminados a educar para integrar a las personas en su entorno y favorecer las interacciones; en fin, contribuyen a educar para la vida.

 

CONCLUSIONES

En la investigación realizada se demandan la formación de una necesaria vocación y ética profesional, valores morales y humanos en los estudiantes de la carrera de Logofonoaudiología, en la comunidad universitaria, lo cual se relaciona con una adecuada actitud sociohumanista en correspondencia con las carencias constatadas en el desarrollo de la inteligencia emocional de los referidos alumnos; se elaboraron acciones que se caracterizaron como adecuadas por su estructura, pertinencia y asequibilidad para su aplicación.

 

Declaración de conflicto de intereses

Los autores declaran no tener conflicto de intereses.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Calviño M. Les presento a Psicología. Hacer y pensar Psicología. La Habana: Editorial Caminos; 2006.

2. Noda Sánchez R. Enfoque Integral para la Labor Educativa Político Ideológica y de la Defensa de la Universidad. La Habana: MES; 2007.

3. Proyecto Integral de Trabajo Educativo del Sector Salud. La Habana: Minsap; 2007.

4. Ministerio de Educación. Programa Director Para el Reforzamiento de Valores Fundamentales en la Sociedad Cubana Actual. La Habana: Mes; 2006.

5. Partido Comunista de Cuba. Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución. VI Congreso del PCC. La Habana: Editora Política; 2011.

6. Goleman D. La inteligencia emocional. Barcelona: Editorial Graó; 1997.

7. Gardner H. Inteligencia y éxito en el desempeño. Medellín: Universidad Nacional de Colombia; 2009.

8. Lorenzo R. Inteligencia, creatividad y talento: autodesarrollo y éxito profesional. Medellín: Universidad Nacional de Colombia; 2007.

9. Lorenzo R. Talento, creatividad, empresa. La Habana: Editorial Academia; 2013.

10. Extremera N, Fernández-Berrocal P. Educando emociones: la educación de la inteligencia emocional en la escuela y la familia. En: Fernández-Berrocal P, Ramos Díaz E. Corazones Inteligentes. Barcelona: Kairos; 2012.

11. Calviño M. Cambiando la mentalidad, comenzando por los jefes. La Habana: Editorial Academia; 2014.

12. Addine F. El modo de actuación profesional pedagógico: apuntes para una sistematización. La Habana: Editorial Pueblo y Educación; 2006.

13. Fragoso Luzuriaga R. Inteligencia emocional y competencias emocionales en educación superior, ¿un mismo concepto? Rev Iberoam Educ Super [Internet]. 2015 [citado 21 Nov 2015];6(16):[aprox. 15 p.]. Disponible en: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2007-28722015000200006&lng=es&nrm=iso

 

 

Recibido: 3 de noviembre de 2016.
Aprobado: 5 de diciembre de 2016.

 

 

Ana Gloria Aparicio Albelo. Facultad de Tecnología de la Salud "Julio Trigo López". Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: anag@infomed.sld.cu

Añadir comentario

Copyright (c) 2016 EDUMECENTRO