Carta al Editor

Santa Clara, may.-ago.

 

CARTA AL EDITOR

 

 

Carta al Editor

 

 

Pedro Sánchez FreireI; Migdalia Rodríguez RivasII

I Doctor en medicina. Especialista de I Grado en Medicina General Integral. Profesor Auxiliar. Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba.
II Doctora en Medicina. Especialista de II Grado en Farmacología. Máster en Medicina Bioenergética y Natural. Jefa del Grupo Provincial de Ensayos Clínicos de Villa Clara. Profesora Auxiliar. Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba.


Palabras clave: Historia, docencia médica, histología.
Key words: History, medical teaching, histology.


 

 

Señor Editor:

La publicación del artículo titulado APUNTES HISTÓRICOS SOBRE LA DOCENCIA DE LA HISTOLOGÍA EN CUBA en la sección de Historia del número anterior de su revista resultó muy interesante para todos los profesionales vinculados a la docencia de esta asignatura. La enseñanza de la Histología ha experimentado un progresivo y sostenido desarrollo en el transcurso del tiempo1 y constituye hoy, dentro de las ciencias biomédicas, un sólido pilar en el desarrollo curricular de la docencia de los primeros dos años de las carreras de Medicina, Estomatología y de Licenciatura en Enfermería.2 El conocimiento de las raíces históricas de esta asignatura resulta fundamental para que el docente se retroalimente, y contextualice en cada momento histórico, los aspectos básicos a impartir al estudiante. La comprensión de los aciertos y/o desaciertos en cada época nutren al profesor de la experiencia necesaria para garantizar una docencia con la calidad y la maestría necesarias en los tiempos actuales.

Por ello los autores de este artículo consideran importante divulgar lo distintivo en el acontecer de la enseñanza de la Histología en la Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara, conocida como Instituto Superior de Ciencias Médicas en el período inicial de su creación; por aquel entonces  la asignatura se impartía y se evaluaba de manera independiente, formando parte de la malla curricular del área básica de la carrera de Medicina. En este centro de altos estudios logró alcanzar un alto nivel académico, con profesores que constituyeron un ejemplo para los alumnos de esas generaciones de profesionales, lo cual ha sido constatado en diversos documentos asociados con el análisis del proceso docente educativo.

En la década de 1980, también se impartió la asignatura de forma independiente, pero se evaluaba integrada a otras dentro del mismo  examen, en un primer acercamiento a la integración de materias. Con el transcurso de los años se instauraron en el país los nuevos modelos de la docencia que traspasaron los muros de la Universidad, así en el curso 2004-2005 comenzó a impartirse la Histología a nivel del policlínico universitario3 con profesores que recibieron el calificativo de “facilitadores”, puesto que eran especialistas en Medicina General Integral que asumieron la enseñanza de estos contenidos por primera vez, por este motivo se capacitaron en actividades de superación posgraduada para elevar el nivel de conocimientos sobre esta materia y perfeccionar la preparación pedagógica para el buen desempeño en la enseñanza de la asignatura, además de contar con la asesoría directa de los profesores que formaban el colectivo tradicional.

También se comenzaron los procesos de categorización docente, respaldados por una preparación metodológica semanal,4 así como la oferta de diplomados en la temática.

La utilización de las nuevas tecnologías de la información en la docencia contribuyó al desarrollo de esta materia y se emplearon métodos de enseñanza interactivos que han formado un estudiante más independiente y capaz de apropiarse de los conocimientos en las nuevas fuentes bibliográficas que se les ofrecen.5 No obstante, no debe olvidarse que ellas, a pesar de su impetuoso avance, no pueden sustituir la preparación de un buen profesor de este contenido o de cualquier otro dentro de las ciencias biomédicas.6

Actualmente, la enseñanza de la Histología se encuentra insertada dentro de la disciplina Morfofisiología Humana,7 la cual tributa a la formación del Médico General Básico, a fin de responder a las demandas de la profesión y manteniendo la necesaria integración con el resto de las materias,8 aspecto que no puede dejar de considerarse durante su enseñanza.

Esta unificación de las ciencias morfológicas9 ofrece ventajas y desventajas. En encuestas realizadas entre los alumnos, es evidente que ellos prefieren que la enseñanza sea integrada e impartida por un mismo profesor, aunque se plantean algunos inconvenientes para su aplicación. Entre sus ventajas se mencionan la generalización e integración de los conocimientos durante el estudio del ser humano como un todo, se reduce el tiempo de docencia, disminuye la tendencia al enciclopedismo y facilita el intercambio profesor-profesor, y profesor-alumno.

Como desventajas se plantean la falta de profesores preparados integralmente para impartirla, la falta de un texto adecuado que favorezca la integración de las ciencias básicas biomédicas,  y la resistencia al cambio.10 Otro aspecto que se detecta es no haber logrado la verdadera integración de todas las ciencias morfológicas, ya que se tiende a impartir las asignaturas por estancos, ni se  presta igual atención a todas las ciencias que le dieron origen.

Para lograr el fin de aumentar el rendimiento docente de los estudiantes, muchos autores consideran que los profesores, a la hora de enseñar, deben tener en cuenta que aprender significa ante todo aprender a aprender,6 a partir de tres preceptos fundamentales: conocer acerca del aprendizaje como proceso, conocer los estilos preferidos de aprendizaje y desarrollar habilidades de aprendizaje efectivos. Tener presente lo antes mencionado, en especial los estilos de aprendizaje, favorece la atención diferenciada del universitario, se evita su bloqueo y lo sitúa en condiciones favorables para realizar, individualmente o en colectivo, relaciones vivas entre el nuevo contenido y los esquemas de conocimiento ya existentes.

La preparación del claustro de profesores y la delimitación coherente de lo que se quiere enseñar de cada asignatura, como armonía de conocimientos de una ciencia biomédica con la otra, requiere de un arduo trabajo metodológico que procure eliminar el enciclopedismo y no perder de vista el modelo profesional declarado en el currículo (Médico General Básico) que tendrá el tiempo suficiente en escenarios futuros para especializarse en otras ramas de las ciencias médicas.

Para seleccionar el contenido a enseñar, debe hacerse una cuidadosa evaluación de los programas docentes y los objetivos que se quieren lograr, adaptándolos a las necesidades de formación del país en temas concretos de salud, se deben organizar los contenidos velando cuidadosamente los nexos interdisciplinarios, haciéndolos funcionales y coherentes.8

La revolución de las nuevas tecnologías en la enseñanza de las ciencias médicas y dentro de ella la enseñanza de la Histología insertada dentro de la Morfofisiología, debe ser capaz de desarrollar alumnos con un pensamiento activo, creador, pero también demanda de profesores preparados en el ámbito profesional y pedagógico. El desarrollo histórico de la docencia de la Histología, con todas sus variantes, debe perfeccionar el logro de ese objetivo, en aras de formar profesionales capacitados integralmente, independientes y ávidos de información actualizada.

La Histología aporta conocimientos fundamentales al estudiante que no les son transmitidos a través de otras asignaturas y que resultan imprescindibles para su formación general básica, por lo que se debe prestar especial atención a no minimizar su papel dentro de una asignatura integradora como la Morfofisiología. Este es el reto a enfrentar por el claustro de profesores en los momentos actuales.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Caballero González JE. Apuntes para la historia de la docencia de la histología en Cuba. Educ Med Super [Internet]. 2003 Sep [citado 25 Mar 2011];17(3):[aprox. 10 p.]. Disponible en:
    http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412003000300007&lng=es&nrm=iso&tlng=es
  2. Perera Duque C, Rodríguez Pérez I, Iglesias Ramírez BZ, Pomares Bory EJ. Histología I y biología celular y molecular como antecedentes del proyecto de programa de morfofisiología I. Rev Cienc Med La Habana [Internet]. 2008 Sep [citado 25 Mar 2011];7(3):[aprox. 12 p.]. Disponible en:
    http://scielo.sld.cu/scielo.php?pid=S1729-519X2008000300011&script=sci_arttext
  3. Linares Guerra M, Capote Martínez R, Fonte Medina N. Valoración del diseño de los contenidos de la asignatura de morfofisiología I en la carrera de medicina. Rev Cienc Med La Habana [Internet]. 2009 Sep [citado 26 Mar 2011];13(3):[aprox. 9 p.]. Disponible en:
    http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1561-31942009000300008&lng=es.
  4. Felipe Fereira OI. Clase metodológica instructiva para el desarrollo de la habilidad explicar en la disciplina Histología en condiciones de universalización. Med Electron [Internet]. 2008 [citado 26 Mar 2011];30(2):[aprox. 7 p.]. Disponible en:
    http://www.revmatanzas.sld.cu/revista%20medica/ano%202008/vol2%202008/tema12.htm
  5. Travieso Pérez M, Albert Díaz JF, González Crespo E, Otero Rodríguez I, Trujillo Sainz Z. Influencia de factores objetivos y subjetivos en la disciplina Morfofisiología de la carrera de estomatología. Rev Cienc Med La Habana [Internet]. 2010 Jun [citado 25 Mar 2011];14(2):[aprox. 6 p.]. Disponible en:
    http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1561-31942010000200009&lng=es.
  6. Rodríguez Cortés V, del Pino Sánchez E. Proceso docente educativo: una visión para el profesor de la asignatura de morfofisiología humana (I). Educ Med Super [Internet]. 2009 Sep [citado 26 Mar 2011];23(3):[aprox. 10 p.]. Disponible en:
    http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412009000300010&lng=es.
  7. Washington R, Dovale C, Álvarez I. Características del libro de texto básico cubano de morfología humana. Educ Med Super [Internet]. 2004 [citado 25 Mar 2011];18(2):[aprox. 12 p.]. Disponible en:
    http://www.bvs.sld.cu/revistas/ems/vol18_2_04/ems03204.htm
  8. Cañizares Luna O, Sarasa Muñoz N, Labrada Salvat C. Enseñanza integrada de las Ciencias Básicas Biomédicas en medicina integral comunitaria. Educ Med Super [Internet]. 2006 Mar [citado 25 Mar 2011];20(1):[aprox. 7 p.]. Disponible en:
    http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412006000100005&lng=es.
  9. Rosell Puig W, Dovale Borjas C, González Fano B. La enseñanza de las Ciencias Morfológicas mediante la integración interdisciplinaria. Educ Med Super [Internet]. 2004 Mar [citado 25 Mar 2011];18(1):[aprox. 10 p.]. Disponible en:
    http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412004000100003&lng=es.
  10. Ortiz Rodríguez F, Román Collazo CA. Morphophysiology discipline as an alternative of curricular integration in the medicine teaching. Rev Cienc Med La Habana [Internet]. 2010 Jun [cited 2011 Mar 25];9(2):[about 7 p.]. Available from:
    http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1729-519X2010000200018&lng=es.

 

 

 

Recibido: 14 de abril de 2011
Aprobado: 24 de abril de 2011

 

Pedro Sánchez Freire. Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba. Email: migdaliarr@ucm.vcl.sld.cu



Añadir comentario