La autogestión del conocimiento: ¿una meta inalcanzable?
CARTA AL EDITOR

 

La autogestión del conocimiento: ¿una meta inalcanzable?

 

Knowledge self-management: an unattainable goal?

 

 

María Elena Calcines Castillo1, José Ramón Valdés Utrera2, Roxana Monteagudo de la Guardia3

1 Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: roxanamdg@infomed.sld.cu
2 Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: joservu@infomed.sld.cu
3 Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: roxanamdg@infomed.sld.cu

 

 


DeCS: gestión del conocimiento, programas de estudio, educación médica, docentes.

MeSH: knowledge management, programs of study, education, medical, faculty.

 

 

Señora editora:

El Plan de Estudios "D", de reciente implementación, surge producto del perfeccionamiento de los estudios médicos y tiene como objetivo fundamental incrementar la calidad del graduado en correspondencia con las necesidades de la sociedad.

La novedad de este plan incluye métodos de enseñanza capaces de estimular la iniciativa y la participación activa de los estudiantes en el proceso de aprendizaje con el consiguiente desarrollo de su independencia cognoscitiva. Pero en relación con esto, los autores de la presente carta se han planteado la siguiente interrogante que pretenden compartir con los lectores: ¿está el claustro de profesores plenamente preparado para el logro de este objetivo en el proceso docente educativo? ¿será esta una meta inalcanzable?

Teniendo en cuenta que la gestión del conocimiento considera administrarse con un sentido crítico de contextualización en la sociedad y de servicio a la comunidad, y que la renovación educativa implementada actualmente requiere de formas radicalmente distintas de enseñanza y de evaluación1, los autores invitan a la comunidad científica a polemizar sobre este tema que consideran de significación especial en la educación médica.

El modelo educativo de este nuevo plan de estudio se basa en elementos innovadores de varias tendencias pedagógicas contemporáneas, dentro de las que prevalece el enfoque histórico cultural.2 Se trata de un modelo centrado en el estudiante, que contribuya al desarrollo del autoaprendizaje y la autogestión del conocimiento por parte de ellos, bajo la guía orientadora del profesor.

Los autores han participado en numerosas actividades de carácter metodológico en las que profesores de experiencia han disertado sobre el tema y brindado sus recomendaciones sobre la mejor forma de abordar este método; sin embargo, aún queda un largo camino por recorrer, pues el claustro, y sobre todo los estudiantes, están arraigados a los métodos tradicionales de enseñanza.

Muchas circunstancias han conspirado contra el desarrollo de la independencia cognoscitiva y el trabajo independiente de los educandos: los grandes volúmenes de información impartidos, por ejemplo en las conferencias de Morfofisiología, el acceso por parte de los estudiantes a series de diapositivas con las actividades docentes resumidas y la falta de sistematicidad en el trabajo de los docentes con un mismo grupo, entre otras, han influido negativamente en el desarrollo de estas capacidades.

El trabajo independiente es una forma organizativa de la enseñanza donde el estudiante alcanza su nivel de independencia, pero requiere ser precedido por una adecuada orientación como medio efectivo para el desarrollo de su actividad cognoscitiva.3 Sin pretender ser reiterativos, los autores hacen énfasis en la interrogante planteada al inicio de esta carta: ¿están los docentes preparados para esa orientación adecuada y pertinente necesaria para el trabajo independiente?

En estudios consultados4,5 se constata que los docentes deben garantizar la adquisición de conocimientos básicos o invariantes sin los cuales el éxito de la continuidad del proceso estaría en peligro; teniendo en cuenta los grandes volúmenes de información científica que se genera cada día, debe enseñar a los estudiantes a gestionar nuevos conocimientos, a valorar críticamente la información obtenida realizando interpretaciones, utilizando las nuevas tecnologías y la bibliografía impresa existente en los centros de información como fuentes valiosas de conocimientos.

Se impone descartar la vieja tradición de que: "el que más contenidos imparte es el que más enseña"; se debe ir sustituyendo este concepto por: "el que más enseñe a pensar y dar solución correcta a los problemas, es más útil".

En opinión de Mass Sosa et al.6 uno de los problemas identificados en los procesos de formación profesional, se relaciona con las dificultades de los profesores para trascender sus propias asignaturas y proyectarse hacia un trabajo que considere al sujeto que aprende en sentido integral, opinión esta con la cual coinciden los autores.

El proceso para el desarrollo de la autogestión del conocimiento debe ser bien orientado; al respecto las guías didácticas, recursos esenciales del aprendizaje, no deben constituir secuencias de preguntas, y la bibliografía sugerida debe ser orientadora sin incluir demasiadas especificaciones, a fin de que el estudiante se entrene en la revisión y búsqueda de los diferentes tópicos en distintas fuentes. La localización de los contenidos en un texto, la extracción de la idea central, la comparación de criterios, la elaboración de informes, etc. culminan con la adquisición de conocimientos nuevos y el placer de haberlos descubiertos por sí mismos, aunque ya muchos otros lo hayan hecho antes. Sería una gran satisfacción que los estudiantes desarrollaran esta habilidad como garantía de su continua actualización y desarrollo profesional independiente.

Estas consideraciones deben ser socializadas por todos los que participan en este complejo proceso que es la enseñanza, o más preciso aún: enseñar a aprender.

Los autores.

 

Declaración de intereses

Los autores declaran no tener conflicto de intereses.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Gómez Álvarez A, Cardellá Rosales L, Hernández Fernández M. Disciplina Morfofisiología Humana I: Problemas de la renovación educativa y sus requerimientos. Panorama Cuba y Salud [Internet]. 2008 [citado 27 Dic 2016];3(2):[aprox. 6 p.]. Disponible en: http://www.revpanorama.sld.cu/index.php/panorama/article/view/156/pdf

2. Arencibia Flores LG, Pernas Gómez M, Rivera Michelena N. Factores que influyen en la implementación de la asignatura Morfofisiología I. Educ Med Sup [Internet]. 2011 [citado 19 Dic 2016];25(3):[aprox. 13 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412011000300002&lng=es&nrm=iso&tlng=es

3. Guerra Menéndez J, Betancourt Gamboa K, Méndez Martínez MJ, Fonte Hernández T, Rodríguez Ramos S. Intervención pedagógica para la dirección del trabajo independiente en Morfofisiología. EDUMECENTRO [Internet]. 2014 [citado 27 Dic 2016];6(1):[aprox. 13 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2077-28742014000100004

4. Salas Perea RS. Los procesos formativos, la competencia profesional y el desempeño laboral en el Sistema Nacional de Salud de Cuba. Educ Med Super [Internet]. 2012 [citado 15 Dic 2016];26(2):[aprox. 2 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412012000200001

5. Martínez Calvo S. Calidad del proceso de enseñanza del análisis de situación de salud en la carrera de medicina. Rev Haban Cienc Med. 2013 [citado 7 Dic 2016];12(2):[aprox. 13 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1729-519X2013000200011&lng=es&nrm=iso&tlng=es

6. Mass Sosa L, Pérez Rumbaut G, Jiménez Estrada G, López Rodríguez del Rey A, Sánchez Lozano A, Williams Serrano S. Satisfacción de estudiantes y profesores con el taller de integración en Morfofisiología Humana III. Medisur [Internet]. 2012 [citado 21 Dic 2016];10(6):[aprox. 6 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1727-897X2012000600006&lng=es

 

 

Recibido: 12 de diciembre de 2016.
Aprobado: 15 enero de 2017.

 

 

María Elena Calcines Castillo. Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Cuba. Correo electrónico: roxanamdg@infomed.sld.cu